Estudio Bíblico Judas

Sin Caída (Judas 24-25)

Copy of MB.Pinterest Promo 4

Llegamos a la conclusión de la carta de Judas, luego de tantas advertencias y exhortaciones, puede ser fácil sentir temor o desánimo en cuanto a la realidad de que los falsos maestros estén haciendo daño dentro de la iglesia. Judas 24-25 es un recordatorio del Dios Poderoso al que servimos, y como es Él, la fuente de nuestra fe, y que es el mismo quien nos guardará sin caída.

Si recién nos visitas te invitamos a leer las secciones anteriores de esta guía de estudio del libro de Judas:

Y a Aquel que es poderoso para guardarlos a ustedes sin caída y para presentarlos sin mancha en presencia de Su gloria con gran alegría, al único Dios nuestro Salvador, por medio de Jesucristo nuestro Señor, sea gloria, majestad, dominio y autoridad, antes de todo tiempo, y ahora y por todos los siglos. Amén.
Judas 24-25
Y a Aquel que es poderoso para guardarlos a ustedes sin caída
Compártelo en Pinterest

El Poderoso

Hemos sido exhortadas a luchar por nuestra fe, pues ya sabemos que nuestra fe es valiosa y que Dios es justo. Fuimos recordadas que la impiedad, la práctica del pecado, tiene consecuencias no tan solo en esta vida, sino en la eternidad. Por medio de estos recordatorios y referencias a la historia, Judas nos ha estado apuntando al poder de Dios.

En los versículos 24 y 25 lo hace de una manera más explicita para cerrar su carta, Dios es poderoso para guardarnos, Él es nuestro Salvador, nuestro Señor Jesucristo, a quien le ha sido dada todo dominio y autoridad por la eternidad.

Seguramente has escuchado estas descripciones de Dios antes y podrías pensar, si ya sé quien es Dios. Te invito a que tomes un momento para meditar en cada una de estas descripciones y lo que eso implica para tu vida ahora y para la eternidad.

Acuérdense de las cosas anteriores ya pasadas, Porque Yo soy Dios, y no hay otro; Yo soy Dios, y no hay ninguno como Yo, Que declaro el fin desde el principio, Y desde la antigüedad lo que no ha sido hecho. Yo digo: “Mi propósito será establecido, y todo lo que quiero realizaré”. Isaías 46:9-10

Sin Caída

En el día a día, hasta llegar a la eternidad, seremos guardadas sin caída. A pesar de que hemos sido exhortadas a luchar por nuestra fe y no vivir impíamente, sino crecer en nuestra santificación. Judas nos recuerda que es Jesucristo quien nos sostiene.

En medio de nuestra lucha en contra de los falsos maestros, Él es nuestra fuerza para mantenernos firmes en la Verdad. Pero no tan solo eso, sino que por medio de su sacrificio seremos presentadas sin mancha delante de Dios el día del juicio final.

En su despedida Judas nos está diciendo, tienen que tener cuidado con los burladores, deben procurar crecer en santidad y dar buenos frutos, pero dependan de su Salvador.

Santifícalos en la verdad; Tu palabra es verdad. Como Tú me enviaste al mundo, Yo también los he enviado al mundo. Y por ellos Yo me santifico, para que ellos también sean santificados en la verdad. Juan 17:17-19

Te invito a leer Juan 17 en su totalidad, para que puedas meditar más en esta hermosa realidad que tenemos por medio de Cristo, nuestro Salvador.

AD Mis Notas del Sermon
Sin Caída (Judas 24-25) 6

Con Alegría

Al recordar el gran Salvador que tenemos y lo que nos espera en la eternidad, debemos responder con alegría, alegría que se transforma en adoración y obediencia a nuestro Señor en el día a día de este lado de la eternidad.

Cuando llegue el día final, expresaremos esa misma alegría a gran voz, como lo describió Juan:

Después de esto miré, y vi una gran multitud, que nadie podía contar, de todas las naciones, tribus, pueblos, y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en las manos. Clamaban a gran voz: «La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero». Apocalipsis 7:9-10

Es mi oración que este gozo y alegría sean parte de tu vida y que dicho gozo transforme tus acciones y tu esperanza. Si no lo es oro para que el Señor abra tus ojos a su verdad. Busca una mujer de tu iglesia local para que puedas crecer en el arrepentimiento y santidad aferrada a Cristo.

Gracias por acompañarme en este estudio de la Carta de Judas, espero haya sido de bendición a tu vida. Comparte tus notas y lo que aprendido en los comentarios y en las redes sociales, no olvides etiquetarnos para ver tu progreso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Skip to content