Estudio Bíblico Judas

Esperando Ansiosamente (Judas 17-23)

libreta con el títulos esperando ansiosamente judas 17-23texto de judas 20-21

El libro de Judas está dividido en 24 versículos, pero como hemos visto hasta el momento, a pesar de que estas son palabras breves, son muy profundas. En esta ocasión veremos más en detalle Judas 17-23, recibiremos instrucciones de como tratar a estos falsos maestros infiltrados en la iglesia y seremos exhortadas a esperar ansiosamente la misericordia de Dios.

Si recién nos visitas te invitamos a leer las secciones anteriores de esta guía de estudio del libro de Judas:

Si necesitas una hoja para continuar meditando en esta porción de la Palabra, descargar esta gratis.

¿Qué decían los apóstoles?

Pero ustedes, amados, acuérdense de las palabras que antes fueron dichas por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo, quienes les decían: «En los últimos tiempos habrá burladores que irán tras sus propias pasiones impías». 
Judas 17-18

Primero quiero que notemos que Judas nuevamente nos llama a recordar lo que ya ha sido dicho, en el versículo 5 nos dijo: “quiero recordarles”; además vimos que hace referencia a eventos históricos que su audiencia original debía conocer.

Notemos que Judas no está ofreciendo una revelación nueva, sino que los está dirigiendo a las verdades que ya conocen, a las bases establecidas por los apóstoles. Es importante que reflexionemos en el lugar que le damos a la Palabra de Dios en nuestras vidas y que sea ella la autoridad máxima para nosotras.

Esa es la preocupación mayor de Judas, que luchemos ardientemente por la fe y la Palabra que hemos recibido, que no dejemos que estos falsos maestros infiltrados en la congregación nos desvíen de la palabra de verdad, del evangelio.

Judas utiliza las palabras de los apóstoles como base para nuevamente recordarnos quienes son estos falsos maestros. Aquellos que tienen un conocimiento superficial de la Biblia, que enseñan aparentemente la verdad, pero si miramos los frutos de su vida veremos que son:

12
Guárdalo en Pinterest

Burladores que siguen sus pasiones

Un burlador es una persona que engaña y seduce para avergonzar o ridiculizar a otros; para ellos es su naturaleza; sus acciones son intencionales, pero disimuladas para conseguir lo que desean. Estos burladores lo hacen con toda la intención de seguir sus pasiones impías, de disfrutar sus conductas pecaminosas.

En la sección anterior hablamos sobre las consecuencias de la impiedad, que estos se rebelan contra Dios y por tal razón recibirán el juicio de la eternidad en tinieblas. Es lamentable, pero aún vemos a falsos maestros que usan la Palabra de Dios para engañar y seducir y lo hacen deliberadamente para seguir haciendo sus obras de impiedad.

¿Cómo podemos identificar a estos falsos maestros? Tenemos que prestar atención más allá de las palabras que salen de sus bocas, miremos sus acciones dentro y fuera de la congregación. Examinemos si estos maestros viven conforme a la Palabra de Dios o simplemente la están utilizando para burlar a los demás. Jesús lo dijo así en Mateo 7:15-20

»Cuídense de los falsos profetas, que vienen a ustedes con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conocerán. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los cardos? Así, todo árbol bueno da frutos buenos; pero el árbol malo da frutos malos. Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo producir frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado al fuego. Así que, por sus frutos, los conocerán.

Los frutos de los falsos maestros

Estos son los que causan divisiones. Son individuos mundanos que no tienen el Espíritu.  
Judas 19

Causan divisiones

Son individuos que, por medio de sus enseñanzas y sus acciones, comienzan a dividir a la iglesia, haciendo distinciones, por ejemplo, entre: los más y menos espirituales o los que tienen mucha o poca fe. Estos falsos maestros estaban haciendo distinción de clases en la iglesia de la audiencia original y es un fruto que podemos ver en los falsos maestros hoy.

Hagamos lo que Judas nos está llamando a hacer, volvamos a la Palabra, Jesús dijo en Mateo 25:31-33 que en el día del juicio final, Él será quien haga separación, como el pastor separa las ovejas de los cabros. Como leímos anteriormente, cortará los árboles que dan frutos malos.

No nos dejemos burlar por falsas clasificaciones que enseñan estos falsos maestros, aún hoy. Tengamos cuidado de no ser seducidas, a creer que por ser de una manera u otra; o que el hacer ciertas obras; me hace mejor que mis hermanos. Aferrémonos a la fe que hemos recibido en Cristo y vivamos como los amados del Señor, como veremos más adelante.

Mundanos que no tienen el Espíritu

Nuevamente, recalca que son hombres que siguen sus pasiones, que viven más interesados y aferrados a los placeres de este mundo. Aparentan ser muy espirituales, pero en realidad sus prioridades están puestas en los beneficios del mundo. Aunque sus acciones parecen ser la de un creyente verdadero, Judas recalca que en ellos no mora el Espíritu de Dios.

11
Compártelo en Pinterest

Nosotros los Amados

Al contrario de estos falsos maestros, de los amados del Señor, los llamados, santificados en Dios y guardados en Jesucristo, (Judas 1) se espera que den buenos frutos, Judas los resume así:

Pero ustedes, amados, edificándose en su santísima fe, orando en el Espíritu Santo, consérvense en el amor de Dios, esperando ansiosamente la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna. 
Judas 20-21
  • Edificándonos en su santísima fe: como el templo de Dios y casa espiritual (1 Corintios 3:16; 1 Pedro 2:5) debemos ayudarnos los unos a los otros a crecer en los fundamentos de nuestra fe, establecidos por los apóstoles. (Efesios 2:20-22) Hacemos esto por medio de la comunión, el compartir de la Palabra, la adoración corporativa y al participar juntos de la cena del Señor.
  • Orando en el Espíritu Santo: el Espíritu de Dios habita en nosotros y al depender de Él podremos orar de acuerdo a su voluntad. Enfocadas en los tesoros celestiales y en el regreso de Cristo, no en este mundo y sus pasiones. (Romanos 8:26-27; Gálatas 4:6; Efesios 6:18)
  • Conservándonos en el Amor de Dios: en Juan 15 Jesús nos enseña sobre permanecer en Él y su amor por medio de cumplir sus mandamientos. Te invito a meditar en ese pasaje y evaluar tu vida a la luz de la misma.
  • Esperando ansiosamente la misericordia: esta debe ser la descripción diaria de nuestras vidas, que esperemos ansiosamente el regreso de nuestro Señor. Que anhelemos, esperemos y descansemos en la misericordia y el juicio de Dios. Nuestra vida debe dar buenos frutos, ya que anhelamos el día en que el Señor haga justicia a su nombre. (2 Pedro 3:11-14)

¿Qué hacemos con estos falsos maestros y los que ellos seducen?

Tengan misericordia de algunos que dudan. A otros, sálvenlos, arrebatándolos del fuego; y de otros tengan misericordia con temor, aborreciendo aun la ropa contaminada por la carne. 
Judas 22-23

Hemos visto que debemos tener cuidado de estos falsos maestros y del efecto que tienen en aquellos hermanos que están a su alrededor. La iglesia debe seguir el proceso de exhortación y llamado al arrepentimiento que Jesús estableció. (Mateo 18:15-20) Pero, ¿cómo se ve esto para nosotras, en nuestra relación en la iglesia?

Misericordia a los que dudan

Nos encontraremos con personas que dudarán a causa de las enseñanzas de los falsos maestros y que su fe podrá tambalearse. Con ellos debemos ser pacientes y misericordiosos, guiándolos y llamándolos a la Palabra de Verdad, enfocándolos en el evangelio.

10

Salven / Arrebatándolos

La salvación le pertenece al Señor, pero somos llamadas a exhortar y confrontar a aquellas que vemos que se están desviando. Si vemos a una hermana en peligro al seguir sus pasiones, al deleitarse en su iniquidad es nuestra responsabilidad el alertarles de las consecuencias de lo que está haciendo y llamarles al arrepentimiento y la restauración.

Misericordia con temor (aborrecer)

Sin embargo, a otros, aunque les mostraremos misericordia y el amor de Dios; tenemos que tener mantener la distancia y tener mucho cuidado con ellos. Pues como hemos visto anteriormente, su apariencia puede ser de ovejas, pero no lo son. Ellos buscan su propio beneficio y no les interesa edificar la casa de Dios. Pablo nos exhorta a lo mismo en 1 Corintios 5. Luchar ardientemente por nuestra fe significa también evitar la contaminación de las falsas enseñanzas y en ocasiones esto solo se logra al mantener la distancia.

Conclusión

Ya casi llegamos al final de la carta, hemos leído y meditado en la urgencia de Judas al luchar por nuestra fe, de no ignorar las consecuencias del pecado. Hemos sido exhortadas a anhelar y crecer en santidad, pues sabemos y tenemos seguridad de que el día del juicio se acerca. Ese día Cristo separará a los suyos, de los que han sido destinados para la condenación.

Mientras vivimos esperando ansiosamente el regreso de nuestro Señor, luchamos por mantener limpia nuestra fe y dar buenos frutos que honren y edifiquen a la iglesia, el templo de Dios. Espero que como yo, al avanzar en el estudio de Judas, estés evaluando tu vida a la luz de la verdad.

Clamemos al Señor por su misericordia para que nos guarde sin caída. Comparte en los comentarios, que te ha impactado más de este pasaje Judas 17-23 y cuál es tu oración a Dios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Skip to content