Estudio Bíblico Devocional

Estoy atrasada en mi plan de lectura de la Biblia: ¿Qué hago?

papel con casillas en blanco y un marcador, con el texto estoy atrasada en mi plan de lectura de la Bibliapapel con casillas en blanco y un marcador con e texto: no te preocupes por hacer todas las marcas en tu plan

Si te ha pasado como a mí, por varias razones te has atrasado en tu plan de lectura. Quiero compartirte algo, no tienes que seguir tu plan de lectura al pie de la letra. 

Espera, te debes estar preguntando, hay una razón para establecer un plan de lectura y es seguirlo ¿no?

Los planes de lectura son muy útiles, pero no son el fin.

El propósito del plan de lectura es guiarte en completar tu lectura y es muy útil, pero marcar todas las casillas del plan de lectura no es el fin. El fin es que puedas leer la Biblia y que mientras lo haces de una forma organizada, conozcas a Dios en el proceso. 

Si te atrasas en tu plan de lectura, pero has continuado tu lectura y has crecido en tu conocimiento de Dios y tu fe se ha fortalecido, vas por buen camino. 

Ahora es importante que consideremos lo siguiente si nos hemos atrasado en nuestro plan de lectura. 

Evalúa porque te has atrasado en tu plan

Al notar que te has atrasado en tu plan de lectura no es momento de hacerte la víctima o pensar que todo está perdido. Por el contrario, es el momento de evaluar las verdaderas razones por las que ocurrió el atraso. 

Toma un momento y mira tu temporada de vida. ¿Has estado enferma? ¿Estás cuidando de niños pequeños? Al hacer esto no estamos buscando excusar el atraso, sino ver cuáles factores afectaron tu ritmo de lectura.

Es necesario que identifiquemos el porqué ocurrió, el atraso para que podamos hacer ajustes y evitar nuevos atrasos. 

Mientras haces esta evaluación ofrécete gracia, tu salvación no depende de tus marcas en el plan de lectura. Pero sé honesta, no inventes razones de peso, cuando en realidad usaste tu tiempo para ver televisión o en las redes sociales. 

Shop New Products Website Banner Brown White Tan 1
Estoy atrasada en mi plan de lectura de la Biblia: ¿Qué hago? 4

No te preocupes, puedes hacer lo siguiente

Al identificar esos factores por los que surgió el atraso, podrás entonces considerar que ajustes puedes hacer y tomar medidas. Es necesario que tomemos medidas para continuar en nuestra lectura de la Biblia, lo único que no queremos es no continuar. Algunas acciones para avanzar que puedes tomar son las siguientes: 

Ora para ser intencional con tu lectura

Si en tu evaluación has notado que hay distracciones constantes o que es falta de motivación, lo que te ha atrasado. Antes de querer cumplir con un plan de lectura, dedica tiempo a la oración. Ora para que seas intencional en cuidar y velar tu tiempo de lectura, con mayor intencionalidad de lo que cuidas es el tiempo de hacer otras cosas. 

Ora por hambre de la Palabra de Dios, que puedas identificar antes de que sea muy tarde en el día que necesitas tus dosis diaria de la Palabra. Sé honesta con el Señor y contigo misma para que pases de pensar: “sería chévere cumplir estas lecturas”, a “necesito por mi bien espiritual pasar tiempo en la Palabra y usaré este plan como guía”. 

Comienza de nuevo

Sí, tan sencillo como eso. Mira tu plan de lectura, verifica donde leíste la última vez, busca tu biblia y arranca otra vez. Si te has atrasado, no hay porque hacer un tipo de caos acerca de ello. Simplemente, luego de evaluar que sucedió, comienza de nuevo. 

Para algunas esto será más fácil que para otras, pero no hay que tomar mucho tiempo tomando una decisión. Otra vez lo importante es que continúes leyendo la Biblia y conociendo a Dios. 

Ajusta el plan que has seleccionado

Quizás hallas notado en tu evaluación que el Plan de lectura que seleccionaste no es el adecuado para ti en esta temporada. Esto quizás solo signifique ajustar la frecuencia de lectura o utilizar un plan sin fechas específicas. 

Si estás siguiendo un plan de leer la Biblia en un año y no has logrado avanzar como lo esperado, considera cambiar a un plan más corto. No puedo enfatizar suficiente que los planes de lectura son excelentes herramientas, pero no son un fin en sí mismos. Es tu crecimiento al leer la Biblia, es el fin, haz lo ajustes necesarios para que continúes leyendo la Biblia en su totalidad, aunque no sea en un año.

Lee más de lo asignado en los días que tengas más tiempo

Esta debe ser de las primeras cosas a considerar especialmente si solo estás atrasada por algunos días. Si el plan que estás siguiendo te indica leer dos capítulos al día, lee tres o cuatro para que comiences a avanzar en tu progreso. 

Considera esta práctica todos los días que tengas más tiempo para leer. Incluso aunque no estés tan atrasada en tu plan de lectura. Aprovecha el tiempo que tengas para permanecer en la palabra, aunque no estés siguiendo al pie de la letra el plan de lectura. 

Comparte con una hermana tu intención y trabajen juntas

Si al hacer la evaluación te has dado cuenta de que la razón principal de tu atraso es estar dedicando tiempo a otras cosas cuando deberías estar leyendo la Palabra. Te invito a que reclutes a otra hermana a caminar contigo. Ella te puede ayudar a realizar el mismo plan junto a ti o simplemente para que rindas cuenta de tu progreso y te pueda animar a seguir a delante. 

Lo más importante es que estés leyendo la Biblia

Aunque te he compartido pasos prácticos para tomar si te has atrasado en tu plan de lectura bíblica, quiero recalcar que no te preocupes o afanes por hacer todas las marcas en tu plan. 

Asegúrate de estar leyendo la Biblia con la intención correcta, ya sea en tu tiempo de devocional o de estudio. Que mientras lees la Biblia, se fortalezca tu fe mientras conoces más sobre el carácter de Dios y lo que él ha hecho por nosotras. 

Conclusión

Al principio del año pensé sería una buena idea leer toda la Biblia en un año, al mirar mi plan hoy me he dado cuenta de que estoy atrasada. Y aunque una parte de mí quiere estresarse, pues no pude avanzar tanto en mi lectura, también debo reconocer que una de las razones es porque me detuve a estudiar en profundidad y leí varios libros en múltiples ocasiones. 

Seguir un plan de lectura es una gran herramienta y nos ayuda a leer toda la Biblia en distintos periodos de tiempo. Si como yo te has atrasado, evalúa que ha estado ocurriendo para que puedas hacer los ajustes necesarios, pero recuerda que el fin no es marcar como completado un plan, sino crecer en tu conocimiento de Dios por medio de la Palabra. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Skip to content