Estudio Bíblico Eclesiastés

Introducción a Eclesiastés: Anhelando la eternidad

Introduccion a Eclesiastes

Desde la primera vez que leí el libro de Eclesiastés, me llamo mucho la atención y se convirtió en uno de mis favoritos. En esta serie Anhelando la Eternidad, estaremos estudiando el libro de Eclesiastés, el cual te recomiendo que comiences a leer si no lo has hecho antes o recientemente. 

Tener una lectura completa y fresca del libro te ayudará a comprender mejor lo que estaremos estudiando y cuando hagamos referencia a otras secciones del libro. Mientras vamos avanzando te animo a dejar un comentario con lo que has ido aprendiendo o con tus preguntas. 

Estudiar toda la Palabra de Dios es importante para nuestro crecimiento espiritual. Así como debemos comer una variedad comidas para mantenernos físicamente saludables, debemos alimentarnos de toda la Biblia para crecer espiritualmente saludables. 

¿Cómo está organizado el libro de Eclesiastés?

El libro de Eclesiastés lo veremos en 3 secciones; la introducción y la conclusión, siendo relativamente pequeña en comparación a la sección central de la enseñanza. 

  • Introducción: Eclesiastés 1:1-2
  • Enseñanza: Eclesiastés 1:3-12:7 en el que veremos las siguientes secciones.
  • Conclusión: Eclesiastés 12:9-14
MB.Website Banner

Comprendiendo el Contexto de Eclesiastés

Antes de entrar más de lleno en las enseñanzas del libro, tomemos un tiempo para comprender un poco más detalles del contexto del libro, que nos ayudarán a comprender las enseñanzas en el mismo. 

¿Quién escribió Eclesiastés?

Aunque no tenemos un nombre que asignar al autor específico del libro. En la lectura identificamos dos voces, el Predicador y el Narrador. El narrador es quien colecta, las enseñanzas del Predicador.

El Predicador, según los versículos 1 y 12 del capítulo 1; era hijo de David y rey de Jerusalén. En el resto del libro leemos que era un hombre sabio (2:15), con muchas concubinas (2:8), y en ese mismo capítulo nos habla de sus muchas obras y recompensas. Al unir todos estos detalles entendemos que el Predicador era Salomón. 

Así que las enseñanzas en el libro de Eclesiastés fueron enseñadas por Salomón, y narradas por alguien anónimo. 

¿Cuándo fue escrito Eclesiastés?

No tenemos una fecha exacta que asignarle a la escritura del libro, pues no tenemos ningún dato en el mismo que nos ayude a identificarla. Ahora, si consideramos que la enseñanza fue dada por Salomón, el tiempo de la enseña se debió dar durante el reinado de Salomón y ya más cerca al final de su vida, cuando este comienza a evaluar su vida.

¿Para quién fue escrito Eclesiastés?

Al leer Eclesiastés 11:9-12:1, vemos que el predicador está llamando la atención directamente a los jóvenes que no están experimentando aún las consecuencias de avanzar en edad.

¿Cuál es el estilo del libro de Eclesiastés?

Eclesiastés se clasifica como un libro de Sabiduría o Poesía, como lo son también los Salmos y Proverbios. Al saber esto debemos entender que en el libro encontraremos consejos, ilustraciones y comparaciones que no son literales sino simbólicas. 

¿Por qué se escribió Eclesiastés?

Aunque el libro contiene muchos temas, vemos el asunto general de ofrecer una perspectiva correcta de la vida a los jóvenes que pueden ser distraídos por múltiples cosas, que el predicador resumen con la palabra vanidad. 

Anhelando la Eternidad

Hablando de tener una perspectiva correcta de la vida, quiero por un momento llamar tu atención a Eclesiastés 3:11.

Texto del versículo Eclesiastés 3:11

Una de las formas más sencilla que enseño para comenzar a estudiar la biblia es usar dos colores para identificar, lo que el texto nos dice de Dios y lo que nos dice de nosotras. Puedes leer más sobre este método aquí. 

En este versículo vemos que Dios ha puesto eternidad en nuestros corazones, desde el principio de la creación. En Juan 17, en la oración de Jesús, vemos que esta obra de Dios estaba determinada aún desde antes de la fundación del mundo. 

Sin embargo, el hombre no descubre o no entiende esta obra. A través de nuestro estudio de Eclesiastés estaremos descubriendo ese anhelo por la eternidad a la que hemos sido destinadas desde el principio y que las vanidades de este mundo ahogan. 

Próximos Pasos

Es mi oración que nuestro anhelo por la eternidad crezca cada día más y que mientras crece nuestro anhelo; podamos ver nuestra vida en esta tierra de la manera correcta.

Toma un tiempo para leer el libro completo y repasar las contestaciones a las preguntas de hoy. A pesar de que te comparto las contestaciones, me gustaría que pudieras verlas por ti misma en la Palabra.   

En la próxima lección nos enfocaremos en el significado de la palabra vanidad y el primer poema que encontramos en el libro. Específicamente estudiaremos Eclesiastés 1:1-11

No olvides dejar una nota abajo con tus preguntas o comentarios. También nos ayudaría mucho si compartes esta lección con otras mujeres, ya sea directamente o en tus redes sociales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Skip to content