Antes de comenzar a meditar en la Naturaleza de Cristo.

Quiero agradecerte que continúes visitándonos y participando de este estudio. Te invito a que nos dejes un comentario o nos etiquetes en tus publicaciones en las Redes Sociales para conocernos y continuar creciendo juntas.

Te invito a leer en varias ocasiones la porción de Colosenses 1:15-23. Toma el tiempo para meditar en ella y detenerte a apreciar y contemplar la naturaleza de Cristo.

Mientras lo hacemos, recordemos que Pablo tiene la meta de resaltar la supremacía de Cristo para animar a los colosenses a no dejarse llevar por enseñanzas vanas. Lograrán esto entendiendo quien es Cristo y las implicaciones de su obra redentora en nuestras vidas. Saber de donde proviene nuestra redención y nuestra esperanza, le dan aún más valor a las mismas. 

¿Quién nos escribe?

Pienso en todas las cartas con cheques promocionales que recibimos en el correo. La primera vez que recibimos una de estas cartas, uno se emociona con la posibilidad de recibir $5,000 y comienza uno a planificar como los va a utilizar.

Toda esa emoción y adrenalina se disipa cuando comienzas a leer las letras pequeñas en las que te dicen la verdad. Que realmente te están ofreciendo un préstamo el cual hay que pagar con intereses muy altos.

Después de recibir varias de estas cartas ya sabemos identificarlas y hasta las tiramos al reciclaje sin tener que leerlas. Estas cartas llegan tan a menudo que hasta mi hijo mayor, las reconoce y dice: “porque esta gente nos miente.”

Guárdalo en Pinterest

Ahora, cuando abrimos la puerta y vemos una caja o una carta que viene a nombre de los abuelos; la historia es otra. Los niños corren y gritan para avisarle a todos en la casa que recibimos algo importante; porque, aunque no tengan ni idea de que hay en ese sobre o caja, ellos saben muy bien quien se los envió.

Saben que algo bueno les espera, ya sea un dulce, una camisa o una carta. No importa los detalles del contenido porque ellos saben que quien la puso ahí, los conoce y pensó en lo que colocó en la carta o caja.

Te llevo a pensar en esto, porque es lo que Pablo está tratando de decirle a los colosenses que se han dejado ilusionar por enseñanzas vanas. Pablo les está diciendo: ¿por qué te emocionas con un cheque promocional que te va a traer más problemas luego; si ya has recibido a Cristo y la Palabra de Verdad?

¿Quién es Cristo?

Igual nos aplica a nosotras; si hemos recibido la Palabra de Verdad y hemos sido redimidas y llamadas a la Luz del Señor; ¿cómo nos vamos a emocionar por enseñanzas vanas o vanidades de este mundo?

En el versículo 14 nos dijo que esa redención proviene de Cristo y en la próxima porción Pablo nos recuerda quien es ese Cristo; para que renovemos nuestra confianza en lo que hemos recibido de Él y entendamos mejor el impacto de nuestra redención. 

Descarga tu libreta de estudio

Resucitadas en cristo gratis

Cristo, en la creación (v. 15-17)

Lo primero que menciona Pablo es el papel vital de Cristo en la creación, es la imagen del Dios invisible. Por Él y en Él fueron creadas todas las cosas. Nuestra redención proviene del Creador de todo.

Si alguna vez te has maravillado por un amanecer o el mar u otro aspecto de la creación, permíteme recordarte que te ha maravillado el Creador. El mismo ser que dejó su trono de gloria por hacerse semejante a nosotros para darnos vida.

No simplemente hemos recibido por gracia la redención; sino que la recibimos por medio del Creador, del que sostiene la creación. 

Medita en esta verdad hasta que aprecies con nuevas ansias la obra del Señor por nosotros. No hemos recibido redención a plazos o con altos intereses, hemos recibido perdón y vida nueva por amor. 

Cristo, la cabeza de la iglesia (v. 18-20)

Cuando Cristo tomo forma de hombre, no dejo su deidad, dice el versículo 19 que el Padre se agradó de que en él habitará toda la plenitud de la deidad. Era necesario que Cristo fuese así de pleno para poder cumplir la ley de Dios y ser la expiación de nuestro de pecado en la cruz, por esto la reconciliación con Dios es posible.

Por medio de su sangre fue el sacrificio perfecto; para poner paz entre nosotros y Dios. Esto le ha dado el lugar de ser la cabeza de la iglesia, somos redimidos y tenemos quien nos dirija. Somos hechos nuevas criaturas y tenemos un líder mejor que cualquier maestro que podamos admirar, nuestro creador y redentor nos dirige.

Implicaciones de la Redención

Pablo concluye, resumiendo nuevamente, las implicaciones de nuestra redención y reconciliación en Cristo; con el fin de presentarnos santos, sin manchas e irreprensible al Señor. (v.22) Al leer esto mi corazón se compunja porque me siento tan lejos de ese fin.

Sin embargo, en los próximos capítulos de la carta veremos de forma más concreta lo que significa esta obra en nuestra vida. Termina esta porción con una exhortación: “si en verdad permanecen en la fe bien cimentados y constantes, sin moverse de la esperanza del evangelio que han oído.” (v. 23)

Nuestra Respuesta

Así como los colosenses nosotras, también debemos recordar que al escuchar y creer en la Palabra de Verdad tenemos todo lo que necesitamos para la vida y la piedad (2 Pedro 1:3); debemos permanecer bien cimentadas en esta verdad. 

¿Vivimos rendidas a nuestro Redentor? ¿Caminamos por donde le nos dirija y como él nos guía? 

Es mi oración que esta porción te lleve a asombrarte cada día más sobre la naturaleza de Cristo y que mientras haces esto puedas reconocer también que no merecemos su sacrificio y su gracia.

Que Él y sus palabras son lo único que necesitamos para recibir la reconciliación y la paz que tanto anhelamos.

Myrna Mirelix

Madre, esposa, mujer dependiente de Dios. Estudios Bíblicos, Devocionales y Herramientas para mujeres cristianas a crecer en su vida espiritual.

1 Comment

Comparte tu opinión Cancel reply

Tweet
Share
Share
Pin