Estudio Bíblico

Permanecer en Cristo: disfrutando de una vida plena y abundante

Permanecer en Cristo

Al leer la Biblia, aprendemos que debemos permanecer en Cristo, pero ¿qué significa permanecer en Cristo? ¿Qué impacto tiene esto en nuestra vida diaria? 

Cada día al levantarnos, ya sea que consciente o inconscientemente, tomamos decisiones con la intención de vivir una vida plena y abundante. 

Todos de una manera u otra es lo que más anhelamos, deseamos tener un balance o una armonía que nos haga sentir en paz y nos ofrezca felicidad. 

Hay muchas ideas y estrategias que nos aseguran que si hacemos esto o aquello alcanzaremos esa plenitud. Muchos libros que nos dictan ideas de que debemos hacer para ser felices y vivir en abundancia.

Aunque muchos de estos recursos tienen consejos que son útiles, para diferentes áreas de nuestra vida; lo único que necesitamos es permanecer en Cristo. 

Por mi necesidad de recordar esta verdad, es que nació este espacio de Mujer Balanceada. Yo también anhelaba un balance que trajera a mi vida armonía y felicidad. Tratando de aplicar todos esos consejos, me di cuenta de que era imposible. 

El Señor, por su gracia y a través de su Palabra, me recordaba, una y otra vez, que lo que buscaba era una vida abundante; la cual solo es posible recibir por medio de Cristo. (Juan 10:10)

¿Qué significa permanecer en Cristo?

En varias ocasiones Jesús enseñando a sus discípulos los exhorto a permanecer en Él. Esa es la misma exhortación que nos hace a nosotras hoy a permanecer. 

Permanecer significa mantenerse en un mismo lugar, sin cambiar, sin moverse. Así que el llamado de Cristo para nosotras es a permanecer en Él, sin movernos. 

Es un don de Dios

En Juan 15, leemos la enseñanza de Jesús sobre la Vid Verdadera, dónde nos recalca la importancia y la necesidad que tenemos de permanecer en Él. En esta enseñanza Jesús repite una y otra vez que debemos permanecer en Él. 

Antes de que comenzamos a sentir la presión de cumplir con algo que parece imposible; vivir todos nuestros días sin movernos de nuestra fe en Cristo. 

Somos recordadas de que hemos sido escogidas para permanecer en Él (Juan 15:16) y esto es evidente por la fe que Dios nos ha dado. 

Permanecer en su Palabra

Permanecer en Cristo significa permanecer en su Palabra. Al hacer esto se logran varias cosas. Primero, demostramos que somos verdaderos discípulos, nuestra vida será un reflejo de lo que creemos. (Juan 8:31-32)

Mientras nos mantenemos en su Palabra, conoceremos la verdad y seremos libres. (Juan 15:7) Tendremos las herramientas y el conocimiento necesario para no ser engañadas por las mentiras que nos esclavizan. 

Somos fructificas

Cuando permanecemos en Él, recibimos de Él, por su gracia, la capacidad de dar fruto de forma abundante. (Juan 15:5) Aunque la disciplinas espirituales son esenciales para nuestro crecimiento espiritual, simplemente cumplir con una lista diaria no hará que demos fruto. 

Los frutos son el resultado de nuestra permanencia en Cristo. Separados de Él, no podemos producir frutos que glorifiquen al Padre. (v. 8) La meta no es simplemente tener obras que mostrar; sino que lo que hagamos glorifiqué a nuestro padre. 

Santiago,nos recuerda que nuestra fe sí está viva, al permanecer en Cristo, al estar en la vid; tendremos obras o frutos que respalden nuestra fe y que glorifiquen a Dios. (Santiago 2:14-26)

Vivimos Amando

Permanecer en Cristo significa además que entendemos el amor que hemos recibido del Padre expresado en el sacrificio de su Hijo para nuestra salvación. (Juan 3:16)

Al comprender ese amor, respondemos amando a los demás; sobre todo a los que también permanecen en Él. (Juan 15:12; 1 Juan 4:18-20) 

Amar de forma sacrificial a nuestros hermanos y aun a nuestros enemigos (Lucas 6:27) no es una tarea fácil en nuestra sola humanidad, pero al permanecer en Cristo, es posible, pues todo proviene de Él. 

¿Por qué es importante permanecer en Cristo?

Mencionamos que al permanecer en Cristo demostramos que somos realmente discípulos de Cristo, que nuestra fe está viva. Al estar conectados a Él recibimos vida abundante, que implica que recibiremos su gozo; un gozo perfecto. 

Estas cosas les he hablado, para que Mi gozo esté en ustedes, y su gozo sea perfecto. Juan 15:11

Gozo Perfecto y Paz

A diferentes niveles, todas hemos experimentado tristeza, ansiedad o depresión. Permanecer en Cristo no nos hará exentas a experimentar estos sentimientos, pues seguimos viviendo en un mundo caído donde existe la aflicción. 

Permanecer en Cristo nos ayuda en medio de nuestra aflicción a recordar que al fin de cuentas tenemos victoria, no por nuestras fuerzas, sino porque Él ha vencido al mundo. (Juan 16:33)

El gozo es un fruto del espíritu (Gálatas 5:22) proviene como ya mencionamos porque estamos en Él. Ese gozo no implica que todo estará color de rosa, sino que en medio de todo, aun de la tristeza, tenemos esperanza por la victoria de Cristo. (Romanos 15:13; 2 Corintios 6:10)

El gozo viene acompañado por paz, una calma para con Dios que aun en medio de un ataque de pánico nos lleva a recordar que estaremos bien. (Filipenses 4:8) 

Otra vez esto no significa que las aflicciones desaparecerán, significa que al permanecer en Cristo tenemos esperanza que nos produce gozo y paz. 

Mientras ese gozo y paz van sobreabundando en nosotras, busquemos la ayuda de profesionales capacitados y de nuestros líderes espirituales para que nos ayuden biológica y espiritualmente. 

Prioridades en el orden correcto

Al permanecer en Cristo, crecemos en reconocer su carácter y valor incomparable. Este crecimiento nos ayudará a que todas las áreas de nuestra vida y nuestras prioridades, se alineen en el orden correcto. 

Así, comenzaremos a disfrutar de la vida plena que tanto buscamos. Aprendemos a vivir satisfechas en Cristo. (Filipenses 3:7-14) Esto no significa que olvidaremos metas o descuidaremos áreas de nuestra vida, por el contrario, al atender cada área en el orden correcto comenzaremos a ver más frutos. 

Como dice el himno: Pon tus ojos en Cristo, contempla su gran majestad y lo terrenal sin valor será a la luz de su gracia y verdad. Al permanecer en Cristo, lo temporal quedará en su lugar y comenzaremos a apreciar lo eterno como corresponde. 

¿Cómo permanecer en Cristo?

Espero que si has leído hasta aquí reconozcas la importancia de permanecer en Cristo, pero también quizás estés pensando. ¿Cómo lo hago? Y la respuesta es básica, pero profunda, práctica tus disciplinas espirituales, de manera que tu devoción por Cristo crezca cada día más.  

Te comparto a continuación otros artículos en nuestro blog que te ayudarán a crecer en estas áreas. Mi recomendación es que comiences por aquella en la que entiendes eres menos fuerte. 

Oración

Estudio de la Biblia

Recomendamos el libro 7 Disciplinas Espirituales para la Mujer por Liliana Llambés | Reseña

Aunque usualmente pensamos en las disciplinas ejercidas de forma personal e individual, es importante que no olvidemos la importancia de la comunidad de fe en tu iglesia local. Congregarnos es esencial para permanecer en Cristo, si comenzamos a movernos son nuestros hermanos en la fe quien lo notarán primero. 

¿Estás permaneciendo en Cristo?

Espero que el leer sobre lo que significa permanecer en Cristo y su importancia, despierte en nosotras un anhelo por permanecer en Jesús. Y así comenzar a disfrutar de la vida abundante que el Señor nos ha concedido. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Skip to content