Devocional

Una Temporada de Esperanza | Isaías 8-9

cielo con destello y el título: Una temporada de esperanza

A unos días de celebrar la Navidad, junto a la cultura popular, debemos reflexionar en la realidad de esta época. Es más que una temporada de fiestas, es un recordatorio que como pueblo de Dios nos encontramos en una temporada de esperanza.

Uno de los pasajes que escuchamos durante esta temporada es Isaías 9:6-7 en el cual leemos la descripción del niño que nacerá para salvar a los suyos. Y aunque para nosotras ahora es una porción llena de Navidad, en su contexto original, cuando Dios le da esta promesa a Isaías, pareciera estar fuera de lugar.

La Esperanza de Isaías

Isaías ha estado recibiendo Palabra de Dios, y esta ha sido una fuerte llena de juicio, justicia y salvación. La respuesta de Isaías a todo esto es: “Aguardaré al Señor que esconde Su rostro de la casa de Jacob. Sí, a Él esperaré.” (Isaías 8:17)

En medio de todo lo que está por venir, Isaías ha decidido esperar en el Señor, aguardar lo que Él hará en medio de ellos. ¿Qué ha prometido el Señor que hará?

  • No habrá más melancolía para la angustiada (9:1)
  • Hará resplandecer luz sobre los que estaban en tinieblas (9:2)
  • Aumentará su la alegría (9:3)
En el versículo 3 especifica que se alegrarán como se alegran delante de la cosecha. La alegría en la cosecha se da cuando el resultado ha sido bueno, el granjero sabe que tiene lo suficiente para cubrir las necesidades de su familia y de los suyos. El Señor suplirá todas nuestras necesidades. 

Esta es la esperanza de Isaías, en medio de toda la angustias, tinieblas y necesidades que experimentarán, él sabe que Dios les proveerá de todo lo que necesitan.

No olvidemos que Isaías además ha tenido visión de Dios sentado en su trono y de serafines proclamando que la Gloria de Dios llenará la tierra. Para él no hay dudas que a pesar de lo que vean sus ojos, Dios cumplirá su promesa.

El Plan de Dios

Luego de estas promesas de provisión, gozo y libertad, Dios muestra un pequeño detalle de su plan.

Porque un Niño nos ha nacido, un Hijo nos ha sido dado, Y la soberanía reposará sobre Sus hombros.
Isaías 9:6

Un niño cumpliría todo lo prometido, y para nosotras que conocemos el resto de la historia se nos hace más fácil ver que ese niño es Jesús y todo lo que Jesús logró, pero para Isaías esto no estaba así de claro.

Me pongo en su lugar y mi primera impresión, sería como un bebé me va a liberar de la angustia en mi experiencia, crean más angustia en nuestra vida. Sin embargo, hay un detalle hermoso que Dios le da al pueblo en medio de su promesa.

En el versículo 4 les recuerda la batalla de Madián, puedes leer la historia en Jueces 7, pero en esta batalla con Gedeón al comando, El Señor les dio la victoria con un ejército de solo 300 hombres. Parecía ser un ejército muy pequeño, pero la victoria no vendría del ejército sino de Dios.

Con este detalle Dios les está diciendo, todo lo que les he prometido, no vendrá por los medios que esperan, pues la promesa es cumplida en el mismo.

promoción del devocional impreso despierta alma mía
Obtén tu copia del Devocional Despierta Alma Mía en Amazon

¿Cuál es nuestra esperanza?

En medio de la angustia, tinieblas y necesidad que podamos experimentar, debemos decir, al igual que Isaías, aguardaré en Él, esperaré en Él. Es maravilloso saber que Dios nos ha prometido lo mismo que a Isaías en una escala eterna y es eso lo que esperamos.

  • Él enjugará toda lágrima (Apocalipsis 21:4)
  • Él será nuestra lumbrera (Apocalipsis 21:23)
  • Estaremos saciados en Él (apocalipsis 22:2)

En el libro de Isaías leemos sobre lo que Dios haría con la primera llegada del Mesías, en Apocalipsis vemos con más destello lo que sucederá con la segunda llegada del Mesías.

¿Está tu corazón angustiado? ¿Las tinieblas de este mundo te han detenido o entristecido? ¿Tienes alguna necesidad que parece no tener provisión?

Espera en el Señor, sus planes, aun los que no parecen muy buenos a nuestros ojos humanos, nos darán la victoria. Mientras esperamos, seguimos clamando: ¡Ven!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Skip to content