Estudio Bíblico

Lo más importante que necesitas para poder estudiar la Biblia a solas

mujer tomando notas de la biblia en una libreta

Estamos ya en las últimas semanas de este año y no sé tú, pero yo comienzo a mirar las metas que tenía para este año, comienzo a evaluar como me fue, que logré hacer y cuáles serán las nuevas metas del próximo año. 

He compartido antes que me gusta utilizar un mapa de visión o “vision board” para ver cada área de mi vida y establecer metas para la nueva temporada. Considerando como fue el tiempo pasado y las necesidades presentes. 

Como parte del ejercicio, una de las partes más importantes es mirar nuestra vida espiritual. Muchas podemos decir este nuevo año, queremos crecer espiritualmente, conocer más a Dios, leer o estudiar más la Biblia. 

Esta es una meta digna, pero quiero que antes de que las escribas en tu mapa de visión porque se lee muy espiritual. Quiero que al igual que con otras metas como ahorrar $1000, veamos esa meta de una manera práctica. 

¿Qué necesitas para estudiar la Biblia a solas?

Para crecer en nuestro conocimiento de Dios y madurar en la vida espiritual, es necesario que pasemos más tiempo en la Biblia. Hago la aclaración de que este tiempo sea a solas. 

Proponernos asistir regularmente a los estudios bíblicos o grupos de discipulado de nuestra iglesia local no es tan complicado. Aunque a veces lo complicamos de más de lo necesario, pero esto será tema para otra ocasión.

Leer la Biblia a solas, puede ser más desafiante. Este año te hemos compartido: planes de lectura, herramientas de estudio, guías, devocionales, e incluso consejos para ayudarte.

Está en nuestros planes continuar creando más recursos y contenidos para equiparte para estudiar la Biblia. La realidad es que lo más importante que necesitas, no te lo puedo enviar en un correo electrónico o en una publicación en el blog.

Puedes tener en tu computadora o en tu escritorio todas las herramientas disponibles, pero si no tienes INTENCIÓN no lograrás mucho. 

Tener intención es cuando nos proponemos hacer algo. Nos determinamos hacerlo sin importar lo que pueda ocurrir o surgir, la meta es lograr el fin. Seremos consistentes aún a pesar de los retos que puedan surgir. 

En este caso estamos hablando de ser intencionales, tomar decisiones concretas y acciones radicales con el propósito de eliminar las excusas que tuvimos este año que no nos permitieron leer y estudiar la Biblia como debíamos hacerlo. 

pin image: biblia abierta, Lo más importante que necesitas para estudiar la Biblia a solas

¿De dónde saco esa intención?

En Génesis 6:5 y 8:21, el Señor dice que la intención del hombre natural es dada a la maldad. O sea que naturalmente no nos va a nacer una intención de hacer el bien, y eso incluye el estudiar la Biblia. 

Sin embargo, en Filipenses 2:12-14 Pablo les dice a los Filipenses que por la obra de Dios en ellos, podrán ocuparse de su salvación, ejerciendo las disciplinas espirituales, porque esta es la intención de Dios. 

Si has leído hasta aquí, quiere decir que el Señor ha estado obrando en tu vida y sabes de la necesidad que tienes de permanecer en su Palabra. Pero aún es una batalla para ti, al igual que lo es para mí. ¿Qué podemos hacer entonces?

Recurramos a Dios para que transforme las intenciones de nuestro corazón a Él:

David oró esto por el pueblo de Israel, y tú puedes orar lo mismo por tu vida:

Oh Señor, Dios de nuestros padres Abraham, Isaac e Israel, preserva esto para siempre en las intenciones del corazón de Tu pueblo, y dirige su corazón hacia Ti. 1 Crónicas 29:18

Pidamos en oración confiadamente y recibiremos la respuesta de un corazón transformado que desea y anhela conocer a Dios. 

Que anhela pasar tiempo en la Palabra para poder conocer al que la inspiro y ser transformadas para crecer en nuestra fe.

¿Cómo saber si estoy siendo intencional?

Al momento de evaluar nuestras intenciones, lo más importante es ser honestas con nosotras mismas. El Señor ya conoce nuestro corazón, nuestras excusas y nuestra realidad; aun así, nos llama en su misericordia para que ajustemos nuestras prioridades. 

Estas son algunas de las preguntas que nos podemos hacer para evaluar nuestra intención y comenzar a hacer ajustes:

  • ¿Encuentras el tiempo para leer y estudiar la Biblia? 
  • ¿Puedes dejar a un lado aquellas cosas que “te roban el tiempo”? 
  • ¿Puedes controlar el tiempo que pasas en las redes sociales?
  • ¿Sirves a tu familia eficientemente o permites que tu familia acapare todo tu tiempo? 
  • ¿Priorizas el cuidado de tu cuerpo más que el de tu alma?
  • ¿Cómo te acercas a la palabra? 
  • ¿Es una tarea más que completar o como alimento para tu alma? 
  • ¿Dedicas tiempo para meditar en lo que lees? 

Conclusión

Así como para alcanzar la meta ahorrar $1000, necesitas saber cómo hacer dinero extra o gastar menos; saber dónde lo vas a guardar, etc. 

Para crecer en nuestra vida espiritual, también debemos hacer planes y tomar medidas, debemos ser intencionales. 

Oremos para que el Señor, cambie nuestro corazón y en esta nueva temporada anhelemos pasar más tiempo en la Palabra. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Skip to content