Somos motivados en la iglesia a estudiar la biblia, pero al mismo tiempo somos exhortados a tener un tiempo devocional. Mientras escribía los Consejos Útiles para estudiar la Biblia, conversaba con mi esposo sobre si hay diferencia entre el estudio bíblico y el tiempo devocional.

¿Qué es un estudio bíblico?

Estudiar la Biblia, como hemos visto anteriormente, es hacer una lectura intencional con el propósito de conocer a Dios, entender lo que leemos en su contexto para entonces poder aplicarlo a nuestra realidad hoy.

¿Qué es un tiempo devocional?

La palabra devocional significa algo relativo a la devoción, y la devoción es tener un afecto o amor por algo que nos mueve a tomar acción. El Diccionario de la Real Academia Español define a una persona devota como alguien que está sujeta a obedecer al objeto de su devoción. Así que podríamos definir el tiempo devocional como un tiempo en el que realizamos actividades que nos ayuden a crecer nuestro afecto y amor por Dios con el propósito de ser obedientes a Él.

La diferencia entre ambas

La mayor diferencia entre estudiar la Biblia y hacer un tiempo devocional es el enfoque o el propósito principal. Al estudiar la Biblia, nuestro objetivo es aprender más sobre su contenido. Mientras leemos analizamos las Escrituras para conocer más a Dios, su carácter y su obra en nosotros. Por otro lado, el tiempo devocional se centra en leer la Biblia con el fin de hacer crecer nuestro amor por Dios y responder en obediencia.

¿Cómo se ve esta diferencia en la práctica?

En un estudio bíblico, debemos seguir un método que nos guíe a hacer preguntas para entender lo que estamos leyendo. Debido a que este proceso es más complejo, requerirá más tiempo e intencionalidad; ya que puede ser un reto.

En un tiempo devocional, leemos las Escrituras de manera un poco más informal y nos concentramos en dos preguntas: ¿Qué me dice el pasaje de Dios? ¿Qué dice acerca de mí? Al contestarlas me lleva a cumplir el propósito del devocional de hacer crecer nuestro afecto y movernos a la obediencia.

Descarga un Imprimible para tu devocional

¿Necesito hacer ambas cosas?

Hemos visto que sí hay diferencia entre ambas, pero es importante que recalquemos que nuestra mayor necesidad es pasar tiempo en la Palabra y debemos tener un balance entre el desarrollar conocimiento bíblico y crecer en nuestra devoción. Podríamos decir que el estudio bíblico nutre nuestro intelecto y el tiempo devocional nutre nuestro corazón, lo que necesitamos recordar es que para ser saludables necesitamos una nutrición espiritual balanceada.

El conocimiento de los hechos bíblicos, la memorización de la biblia sin ningún tipo de afecto, no es saludable. Tampoco lo es, decir que amamos y obedecemos a Dios si no conocemos y entendemos su Palabra. Al ir encontrando el balance entre ambas, se nos hará un poco difícil ver la diferencia. Ya que mientras crecemos en nuestra fe y en nuestras disciplinas, anhelaremos entender lo que leemos y mientras lo hacemos crecerá nuestra devoción.

¿Cómo me preparo para tener un tiempo devocional?

Al igual que cuando vamos a estudiar la biblia, busca un lugar apropiado donde puedas eliminar distracciones y dedicar tu atención a la lectura y meditación. Algunos consejos que te puedo compartir para este tiempo son:

  1. Determina el tiempo que tienes disponible. 10 minutos enfocadas en la meditación de la Biblia es más beneficioso que una hora deteniéndonos en múltiples ocasiones a mirar las notificaciones del teléfono.
  2. Ora para que el tiempo que pases en la Palabra sea efectivo, ¿cómo sabemos que fue efectivo? Al conocer más a Dios y crece tu amor y obediencia a Él.
  3. Lee la porción en la que estarás meditando y contesta las dos preguntas: ¿Qué me dice de Dios? ¿Qué me dice mi?
  4. Responde en adoración y oración. De acuerdo a como has contestado las preguntas, dedica un tiempo a adorar al Señor por quien es Él. Ora por ti y por otros, guiada por la Palabra.
  5. Haz anotaciones de lo que has aprendido y compártelo con otros, comenzando por tu familia.

Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

Santiago 1:5

¿Qué necesito para realizar un devocional?

Lo único que necesitas es tu Biblia y tu disposición. Podrías añadir un cuaderno para tomar tus notas y listo. Quiero hacer una aclaración, ya que muchas personas relacionan el tiempo devocional con libros que caen en esta categoría dentro de las librerías. Estos libros, aunque pueden ser de gran ayuda, no son esenciales para nuestro tiempo devocional.

No tengo nada en contra de los libros en esta categoría, de hecho he publicado uno, pero si necesito advertirte que porque un libro pertenezca a la categoría de devocional, lamentablemente no asegura que será un buen recurso. Si solamente te comparten historia de su experiencia personal, o historias con moralejas, o un versículo bíblico, pero no te ayudan a crecer en tu conocimiento, amor y obediencia a Dios, no son un buen recurso.

Despierta Alma Mía: Conociendo a Dios un Salmo a la Vez

En este devocional veremos como cada salmo, exalta la naturaleza de Dios y confronta nuestra naturaleza humana, para despertar a la verdad de quién es Dios.

Lee la muestra.

Conclusión

En resumen, sí hay diferencia entre el estudio bíblico y el tiempo devocional. Uno es más profundo y requiere más tiempo. Mientras el otro, puede ser más sencillo. Sin embargo, ambos son necesarios para que crezcamos en el conocimiento de Dios y Su Palabra, respondiendo en obediencia y amor.

¿Tienes tiempos separados en tu semana para dedicarle al estudio de la biblia y a crecer tu devoción?

Comparte tu opinión Cancel reply

Tweet
Share
Share
Pin