Devocional

La Gratitud en la Biblia: que nos enseña la Biblia y como practicarla

libreta abierta, y una taza de té con el texto la gratitud bíblica, la gratitud en la bibliaversículo bíblico sobre la gratitud 1 Tesalonicenses 5

A diario utilizamos la palabra gracias y esta es principalmente asociada con buenos modales, pero la gratitud en la Biblia es mucho más que una palabra, es un estilo de vida y parte de nuestra adoración a Dios. 

¿Qué significa la gratitud?

Comencemos por leer la definición del Diccionario de la Real Academia Española: Sentimiento que obliga a una persona a estimar el beneficio, o favor que otra le ha hecho o ha querido hacer, y a corresponderle de alguna manera.

Al leer esta definición podemos ver que la gratitud tiene 3 elementos:

  1. Sentimiento, para poder sentir ese sentimiento de obligación, debemos tener un conocimiento claro del siguiente elemento,
  2. Un beneficio o favor que hemos recibido, si no tenemos conocimiento, de haber recibido dicho beneficio o favor, no podremos ser movidas al siguiente elemento de la gratitud, 
  3. Corresponder, realizar alguna acción para expresar esa gratitud. 

Según Encyclopedia of The Bible, la gratitud es tener la condición o cualidad de agradecimiento. Un sentido de apreciación profundo por el favor o bien recibido y que genera un deseo de hacer algo a la persona que ha hecho el favor o bien. 

Entonces, viendo los mismos tres elementos en ambas definiciones, podemos decir que el significado bíblico de la gratitud es cuando conocemos el bien o favor que hemos recibido de parte de Dios y ese conocimiento nos mueve a responder con acciones que expresen esa gratitud. 

Presentación de las páginas del diario de gratitud bíblica
La Gratitud en la Biblia: que nos enseña la Biblia y como practicarla 6

¿Qué bien nos ha hecho Dios?

Antes de continuar explorando lo que la Biblia nos dice acerca de la gratitud, necesitamos hacer una pausa y estar seguras de que somos movidas a la gratitud por las razones correctas.

Mientras leemos la Biblia, conocemos más el carácter de Dios, y somos movidas a dar gracias por quien Él es. Pues es por su carácter que recibimos su bien y favor. En las páginas de la Biblia podemos ver las distintas obras de Dios durante las diferentes generaciones.

También podemos ver claramente el mayor bien que hemos recibido de Dios, la Salvación, el Evangelio, la Palabra de Verdad

Porque también Cristo murió por los pecados una sola vez, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, muerto en la carne, pero vivificado en el espíritu. 1 Pedro 3:18

El sacrificio de Cristo en la cruz, como pago de nuestro pecado; para satisfacer la ira de Dios y ofrecernos la justicia que no podíamos alcanzar, para que podamos tener una relación directa con el Padre. Este es el mayor bien que habremos de recibir y lo recibimos de parte de Dios. 

Esta es la razón por la que se debe conmover nuestra vida a responder en acción de gracias. Lo primero que necesitas para poder vivir una vida de gratitud es conocer la Gran Salvación que hemos recibido en Cristo. 

Luego de este bien mayor, podremos identificar muchas otras muestras del favor y la misericordia de Dios en nuestras vidas y de igual forma responder en gratitud. 

La gratitud bíblica es

una respuesta al Evangelio. 

¿Qué dice la Biblia acerca de la Gratitud?

El término gratitud no es tan común en la biblia, pero si vemos otras expresiones como: acción de gracias, dar gracias, los cuales son llamados a accionar la gratitud. La Palabra de Dios, nos llama a responder a Dios con gratitud, con acciones que reflejen nuestro entendimiento del bien que ha hecho. 

La Gratitud en el Antiguo Testamento

Vemos en Levítico la exhortación de ofrecer las ofrendas y sacrificios en acción de gracias. 

La gratitud se convirtió en una parte esencial de la adoración, como podemos ver en los Salmos, donde, una y otra vez, los salmistas llaman al pueblo a adorar y dar gracias por sus obras, su cuidado, protección, entre otras; pero principalmente por su salvación.

La Gratitud en el Nuevo Testamento

Leemos continuamente sobre ser agradecidos por quien es Dios y por lo que ha hecho por su pueblo. En su carta a los colosenses, Pablo los exhorta: “Perseveren en la oración, velando en ella con acción de gracias.” (Colosenses 4:2)

La gratitud o acción de gracias es una parte esencial de la oración. Somos llamadas a orar sin cesar, ha hacerlo en todo tiempo y esa oración constante debe estar acompañada de acción de gracias. 

Estén siempre gozosos. Oren sin cesar. Den gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para ustedes en Cristo Jesús. 1 Tesalonicenses 5:16-18

Jesús mismo nos dio su ejemplo de ser agradecidos y de que la gratitud es parte de la oración. (Mateo 15:36, 26:27, Juan 11:41)

En el Apocalipsis vemos cómo la gratitud es parte esencial de la actividad celestial: los seres vivientes dan gracias (Apocalipsis 4:9), los ángeles responden en gratitud (Apocalipsis 7:12), los ancianos adoran dando gracias (Apocalipsis 7:12). 

En la biblia encontramos el mandamiento de dar gracias, tenemos el ejemplo del mismo hijo de Dios y vemos que aún en la eternidad la gratitud es una parte esencial de la adoración a Dios. 

Beneficios de la Gratitud en la Biblia

En el Salmo 92:1, vemos que la gratitud a Dios es buena para nosotros. Hemos recibido un bien y por eso somos agradecidas, pero además al cultivar una actitud de gratitud nos hace bien; fortalece nuestra fe y nos mantiene enfocadas en la verdad; este es el poder de la gratitud a Dios.

Mientras crecemos en desarrollar esta gratitud bíblica, veremos la verdadera condición de nuestro corazón. Cuando Pablo está describiendo a los hombres impíos al principio de la carta a los Romanos dice que estos: ignoraron a Dios y no le dieron gracias. (Romanos 1:21) La falta de gratitud es vista como una falta de fe y de reconocer a Dios y su obra. 

Al ser intencionales en practicar la gratitud bíblica, podremos evaluar nuestro corazón, nuestras intenciones, prioridades y rendir lo que sea necesario a Dios. Debemos dar gracias en todo, ¿podemos dar gracias en el dolor? ¿Podemos dar gracias en los días difíciles? ¿Qué dice Colosenses 3:17?

Y todo lo que hagan, de palabra o de hecho, háganlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias por medio de Él a Dios el Padre. Colosenses 3:17

5 Ideas para practicar la gratitud bíblica

Hemos visto que la gratitud bíblica va mucho más allá de los buenos modales, o un simple: “Gracias a Dios.” Necesitamos crecer en nuestro conocimiento de quién es Él y lo que ha hecho por nosotras. Te comparto algunas ideas de como ser más intencionales en crecer en esta práctica.

  1. Medita en las Oraciones de Gratitud en los Salmos y hazlas tuyas
  2. Comienza un diario de Gratitud Bíblica
  3. Haz un reto de 30 días de gratitud
  4. Sé consistente en tu tiempo de oración personal
  5. Práctica la gratitud con tu iglesia local
Presentación de las páginas del diario de gratitud bíblica
La Gratitud en la Biblia: que nos enseña la Biblia y como practicarla 7

Conclusión

La gratitud bíblica es la expresión de agradecimiento que anhelamos expresar, cuando conocemos el bien que hemos recibido de Dios por medio de la Salvación en Cristo Jesús.

Si al leer lo que nos enseña la Biblia sobre la gratitud, reconoces que necesitas aumentar ese anhelo de vivir agradecida, comienza por leer la palabra y ser intencional en practicar la gratitud.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Skip to content