No recuerdo si alguien me dijo que debía tomar notas de la predicación, cuando comencé a ir a la iglesia; pero si recuerdo tener una libreta y un lápiz junto a mi biblia desde muy temprano en mí caminar en la iglesia. Hace unos años cuando regresé a Puerto Rico encontré algunas de aquellas libretas y al hojearlas literalmente podía recordar detalles de ese servicio. Así de fuerte es la conexión en nuestra memoria mientras tomamos notas.

Sabemos que tomar notas es importante y beneficioso para todos en nuestras distintas experiencias de aprendizaje e incluso al momento de realizar simples actividades, incluyendo la lista de compras cuando salimos al supermercado. De la misma manera, el tomar notas de la predicación es valioso y nos ayudará a procesar mejor el mensaje que estamos escuchando. Veamos más en detalle como estas notas nos benefician.

Beneficios de tomar notas de la predicación

1. Te Ayuda a Mantener la Concentración

Mantener la concentración en la Palabra y en adorar al Señor, no debería ser un problema. Sin embargo, la realidad es que podemos estar sentadas el domingo y nuestra mente se va a pensar en todo lo que tenemos pendiente por hacer, etc. El tomar notas durante la exposición del mensaje nos ayuda a concentrarnos. Esta actividad nos ayuda a escuchar atentamente y procesar lo que estamos escuchando, además nos ayuda a recordarlo como veremos más adelante.

En ocasiones mi niña me pregunta, que vamos a comer para la cena o el almuerzo y me sorprendo cuando le tengo que recordar que ya cenamos o almorzamos. Me pregunto como es posible que no recuerde que comió hace poco; la respuesta es sencilla, ella no estaba concentrada en la comida, estaba pensando en lo que iba a jugar luego o en ver la televisión. No permitamos que luego de sentarnos el domingo, al ser alimentadas de la palabra, ni siquiera recordemos si hemos comido o no.

2. Participas Activamente de la Predicación

Podemos asumir, que debido a que nosotras no estamos hablando desde el púlpito, nuestra participación en la predicación debe ser una pasiva o de simple consumo. La realidad es que debemos participar activamente en la predicación aun desde antes de llegar al templo, por ejemplo orando por nuestros pastores y predicadores mientras se preparan y por la iglesia que está por escuchar. Al tomar notas del mensaje, estamos participando de forma activa al escuchar activamente.

La escucha activa se utiliza mucho en relación con la comunicación entre dos personas, pero podemos aplicar estos principios al momento de escuchar y tomar notas del sermón. Requiere un esfuerzo de nuestra parte, para enfocarnos en lo que estamos escuchando. Nos lleva a pensar menos en nosotras y más en la información que se nos está presentando; con el propósito de reflexionar y aprender más.

Todas hemos pasado la experiencia de tener la radio o la TV prendida y ni siquiera saber que estamos escuchando. Eso es un ejemplo clásico de escuchar pasivamente la información presentada. ¡Qué no nos pase esto durante la predicación!

3. Te permite Entender Mejor y Recordar

Mientras tomamos notas del sermón, podremos en el momento entender mejor lo que estamos escuchando y como veremos más adelante lo podremos utilizar para meditar y comprender mejor el pasaje predicado y otros. Como mencione al principio, también nos ayudará a recordar lo que estamos escuchando y aprendiendo. Inicialmente, quizás solo recuerdes haber escuchado una prédica sobre ese pasaje antes, pero mientras vas creciendo en esta práctica comenzarás a recordar las notas que has tomado también.

Mujeres tomando notas del sermón

4. Tendrás en que Meditar durante la semana

Al tener notas de la predicación en casa podrás meditar en ellas y en el pasaje durante la semana. Si eres nueva creyente y aún estás creciendo en el estudio de la biblia; tus notas serán una muy buena guía para que profundices un poco más en el pasaje. Si ya tienes más seguridad al estudiar la Biblia, aun así es de gran beneficio que tomemos tiempo durante la semana para procesar lo que hemos aprendido.

En la escuela y en la universidad, no entrabas a tus clases, tomabas notas y las olvidabas, ¿o sí? Claro que no, tenías que repasar tus notas, pues en algún momento durante la clase tenías que contestar preguntas o completar un examen donde no podrías consultar tus notas. Así mismo, no queremos tomar notas por simplemente llenar libretas de información, queremos repasarlas para prepararnos para las pruebas de la vida. Es raro que alguien te pregunte por un versículo para que se lo digas de memoria, pero tenemos que recordar lo que aprendemos por el siguiente beneficio.

5. Referencia para Enseñar y Evangelizar

Como mencionamos anteriormente, al repasar las notas de los mensajes que hemos escuchado, aprenderemos no tan solo los datos de las historias bíblicas, pero también como aplicar las enseñanzas de la Biblia. Mientras repasamos nuestras notas, creceremos en nuestra fe y también aumentara nuestra confianza de enseñar a otros la Biblia, al igual que estaremos más preparadas para compartir el Evangelio con otros.

Processing…
Success! You're on the list.

Prepárate para tomar notas

Hemos visto que debemos tener una participación activa durante la predicación y como al hacerlo comenzaremos a ver beneficios en nuestra vida diaria. Ahora, ¿cómo nos preparamos para tomar notas? Esto debe ser lago obvio, pero quiero compartir unos detalles contigo que me han ayudado a reiniciar mi práctica de tomar notas del mensaje.

Ten a la mano tus materiales para tomar notas

Otra vez esto parecería ser obvio y aunque puedes tomar tus notas hasta en una servilleta. Si queremos meditar en nuestras notas durante la semana, usarlas de referencia, etc. Necesitamos tomar decisiones tan simples como:

  • ¿Qué libreta voy a utilizar?
  • ¿Lápiz o bolígrafo?
  • ¿Colores o no?
  • ¿Papel o digital?

Mientras vas tomando estas decisiones, ten en mente que te va a motivar a tomar las notas, una portada bonita, el tamaño de la libreta, el que puedas colocar la libreta en tu cartera o el forro de la biblia, etc. De igual forma, el instrumento con el que vas a escribir, que te sientas cómoda con él, etc. Estas decisiones están relacionadas con desarrollar el hábito y la motivación de tomar las notas. Si te toca tomar notas en una servilleta, hazlo y luego pásalas a tu libreta. 🙃

He creado estas libretas para tomar notas del sermón con secciones que nos ayudan a mantenernos enfocadas y activas; si quieres verlas u obtener la tuya haz clic en los enlaces. También tenemos una de las versiones en formato digital.

Elimina las distracciones

Hemos mencionado que queremos tomar notas para estar concentradas, así que sé intencional y elimina las distracciones. Las situaciones de cada una son diferentes, pero esto puede incluir: apagar el teléfono o guardarlo; descansar bien la noche anterior, comer si esto afecta tu concentración. Si no acostumbras a tomar notas del mensaje; la primera vez que lo hagas si no te va muy bien identifica porque y haz los ajustes necesarios.

Esto también incluye, tener utensilios de escritura que funcionen y solo lo necesario, no necesitas tener todos tus colores cayéndose de la silla cada vez que te mueves. Tampoco te afanes en una letra perfecta o unas notas superorganizadas. Que nuestro mayor enfoque sea escuchar.

Mi mayor distracción son mis niños: ¿qué hago?

De acuerdo a las edades y necesidades de tus niños, esto va a variar, pero te comparto algunos principios básicos que espero, te ayuden a manejar las distracciones que generan los niños.

  • Atiende las distracciones que ellos pueden generar de antemano, como por ejemplo el llevarlos al baño antes de comenzar, darles una merienda, etc.
  • Si son pequeños, permite que tengan actividades silenciosas a la mano con las que ellos se ocupen. En la iglesia procuramos tener disponibles libros de colorear para los niños.
  • Mientras van creciendo enséñales también a tomar notas del mensaje, luego en la semana pueden meditar juntos.
  • Habla con tus niños de la importancia de escuchar y tomar notas del mensaje y de cómo ellos pueden ayudarte a escuchar y que ellos pueden hacer lo mismo.
  • Establece expectativas reales de lo que podemos hacer o no durante el mensaje.

Mencione que estoy reiniciando en tomar notas del mensaje; al tener un niño con necesidades especiales que no toleraba estar sentado durante la predicación y una bebé me di por rendida de intentarlo. Si estás en una temporada similar, lo que hacía era tomar notas después del servicio cuando ya estábamos en casa. Si tienes acceso a los audios o videos del mensaje, escúchalos nuevamente y toma tus notas.

mujer tomando notas del mensaje

¿Qué debo incluir en mis notas del sermón?

Notas no transcripción

Me refiero a que no tienes que escribir todo lo que se diga durante el mensaje, escribe porciones pequeñas que tenga sentido y que te ayuden a meditar, entender y profundizar en el pasaje expuesto.

Pasajes de Referencia

Esta es mi parte favorita de tomar notas, anotar los pasajes de referencia para luego revisarlos y ver más en detalles las conexiones que presento el pastor o el predicador.

Preguntas

No podrás interrumpir la predicación para hacer tus preguntas, pero es bueno que las anotes para que luego puedas hacerlas o estudiarlas. El recibir respuestas a nuestras preguntas te ayudará a enriquecer el proceso de aprendizaje y podrás recordar mejor la respuesta cuando te enfrentes nuevamente al tema o la pregunta.

Puntos Principales

Anota los puntos principales sobre el pasaje, los temas y las conexiones que presenta el predicador con los mismos. Te recomiendo que subrayes o anotes estos en una sección aparte, así podrás tener una idea clara y breve del mensaje mientras repasas tus notas.

Como te confronta

Parte de escuchar activamente es escuchar el mensaje y ser honestas en como la Palabra está confrontando nuestro pecado, debilidades y actitudes. Es más fácil escuchar la predicación y ver como le aplica a nuestro esposo o familiares; pero nuestra meta debe ser conocer más a Dios y como ese conocimiento confronta nuestra vida para que continuemos creciendo a la medida de Cristo. Estas notas nos ayudarán a orar y tomar acciones para trabajar las distintas áreas que hemos identificado.

Conclusión

Espero que al leer sobre los beneficios de tomar notas de la predicación te animen a comenzar lo antes posible, a realizar está práctica. Cuéntanos en los comentarios si tienes el hábito de tomar notas y como te ha ayudado. Si no has comenzado aún, inténtalo y cuéntanos como te va.

Comparte tu opinión