Una Gota de Gracia

Le pregunto a Peniel, ¿tu ayudaste a tu hermano a vestirse? Su respuesta fue un no total. Al volver a mirar a Jonatán su sonrisa y su carcajada me dicen: “lo hice yo solo.” Comencé a gritar y a celebrar una pequeña victoria más.

Anuncios

Celebrando las pequeñas victorias

Durante esta semana, nos acordamos de vestirnos de azul y de escribir artículos como este, no para que sientan lástima por nuestra familia o Jonatán. Lo hacemos porque todos de una manera u otra necesitamos recordar que en medio del dolor y de la incertidumbre que trae el diagnóstico del Autismo o de cualquier otro condición; hay pequeñas victorias que celebrar y una gran victoria en la que descansar.