Durante los pasados meses estuve estudiando el libro Mujer de la Palabra por Jen Wilkin con las mujeres de nuestra iglesia, con el propósito de ofrecerles herramientas y estrategias que les proveyeran la confianza de estudiar por sí mismas la Palabra De Dios de una forma más profunda. Luego de culminar este ciclo de conversaciones y de poner en práctica el método que presenta Wilkin, quiero recomendarles esta lectura.

Contenido

El libro está dividido en 9 capítulos, los cuales son fáciles de leer y contienen ilustraciones que nos ayudan a comprender mejor el propósito del libro y los elementos del método de estudio. Los primeros dos capítulos nos ayudan a reconocer la necesidad de la alfabetización bíblica y los errores que cometemos al manejar la Palabra De Dios.

El propósito principal del libro es que profundicemos en nuestro estudio bíblico de una manera sana. Lograr que al estudiar la Biblia comprendamos lo que estamos leyendo (mente) y que nuestras acciones sean transformadas (corazón).

No pretende enseñarte solo una doctrina, concepto o historia, sino un método de estudio que te permitirá abrir la Biblia por tu cuenta. Tiene previsto desafiarte a pensar y crecer al usar herramientas accesibles a todos nosotros, ya sea que tengamos un diploma de bachillerato (secundario) o un grado de seminario, ya sea que tengamos minutos u horas para dedicar cada día. Este libro se propone cambiar la manera en que piensas sobre el estudio de la Biblia.

Jen Wilkin, Mujer de la Palabra, página 16

Los siguientes 5 capítulos son para presentar el método de estudio de las 5 P’s incluyendo porque es importante en nuestro estudio y cómo aplicarlo. Aunque cada parte es presentada individualmente, es necesario recordar que este proceso o método no es uno lineal, sino uno dinámico. En la medida que más lo utilices en tu estudio, más sencillo será aplicarlo. El método consiste de lo siguiente:

  • Estudia con Propósito
  • Estudia con Perspectiva
  • Estudia con Paciencia
  • Estudia mediante un Proceso
  • Estudia con Plegaria (Oración)

El capítulo 8 nos ayuda a ver cómo aplicamos cada parte del proceso en el estudio completo, utilizando el libro de Santiago como ejemplo. El último capítulo es un excelente recurso para aquellas de nosotras que enseñamos actualmente o estamos considerando enseñar a otras. Llamando la atención a diferentes tendencias que debemos evitar mientras dirigimos estudios bíblicos.

Mujer de la Palabra: Cómo estudiar la Biblia con mente y corazón

Todos sabemos que es importante estudiar la Palabra de Dios. Sin embargo, a veces es difícil saber dónde comenzar. Además, la falta de tiempo, la experiencia de estudiar por motivación emocional y las frustraciones del pasado pueden socavar nuestra determinación para seguir creciendo en el conocimiento de las Escrituras.

¿Qué me gusto más de este libro?

El método de estudio es presentando de una manera sencilla que todas lo podamos entender y podamos comenzar a aplicarlo sin importar cuánto tiempo llevemos en la iglesia, la educación que tengamos o la cantidad de tiempo que tengamos disponible.

Ya sea que tengas una hora o solo 15 minutos (con mil interrupciones de los pequeños) podrás comenzar a aplicar esto a tu estudio bíblico. Mientras lo haces notarás que comenzarás a comprender mejor y recordar más lo que estudias. Y eso es lo que anhelamos que al estudiar la Palabra crezcamos y logremos honrar más a Dios con nuestras vidas. Lee más consejos para estudiar la Biblia.

Además, me gusto mucho el capítulo 2, ya que nos ayuda a evaluar cómo nos estamos acercando a la Palabra y las faltas que cada uno de estos acercamientos tiene en nuestra vida espiritual. Hacer esta evaluación nos ayudará a corregir nuestro acercamiento para así poder crecer en nuestra manera de estudiar la Biblia y como resultado en nuestra vida espiritual.

¿Por qué debes tenerlo y leerlo?

Es necesario que dediquemos tiempo a estudiar la Palabra, en la manera que en la temporada de vida que te encuentras te lo permita. Ya sea que puedas dedicar horas corridas o que solo puedas ver unos versículos a la semana. Pero, no debemos conformarnos con leer por leer, o por cumplir con nuestros estándares, o leer para memorizar datos bíblicos.

Debemos aprovechar nuestro tiempo de estudio para comprender lo que leemos, conocer más de quién es Dios y de cómo su naturaleza afecta la nuestra. Mujer de la Palabra, te dará las herramientas que necesitas para hacerlo.

Si eres maestra o líder de mujeres, te ayudará a prepararte para que ofrezcas un contenido sano a tus hermanas, para que veas florecer la madurez en ellas. Además de que tenemos la responsabilidad de enseñarle a las demás a escudriñar la Palabra y te puedo decir por nuestra experiencia que este libro te será una gran guía para educar o reeducar a las mujeres que sirves.

Comparte tu opinión Cancel reply

Tweet
Share
Share
Pin