Despierta Alma Mía: Semana 20 (Salmos 96 al 100)

Salmo 96: Invitación a la Adoración

Hoy el salmista nos invita a adorar al Señor por medio de los cánticos, reconociendo las buenas nuevas de Su Salvación. He pasado días en los que un gran dolor me invade el corazón, lo que me hace llorar en múltiples ocasiones. Probablemente de igual forma tienes algún dolor o preocupación que invade tu mente y pienses: hoy no tengo ánimos para adorar, las cosas no están como para ponerme a cantar.

Sin embargo, el salmista no nos invita a adorar porque nuestras vidas estén en orden, nos llama a adorar por quien es Dios. Lo hermoso de la adoración en los tiempos difíciles es que mientras recordamos quien es Dios y le damos su lugar, el Espíritu Santo nos da la paz y la calma que necesitamos para enfrentar nuestras situaciones. La tristeza no desaparecerá al instante pero he aprendido que mientras dispongo mi mente a adorar, el Señor me comienza a mostrar aún más su fidelidad, su soberanía y su misericordia.

Pensemos…

¿Cuan dispuesta estas a adorar al Señor en medio de la dificultad? Que significa para ti, adorar? Ya sea junto a una congregación o en tu intimidad, permites que el Señor te muestre mas de quien es el?

Oremos…

Señor cambia nuestra idea de adoración, para que reconozcamos la oportunidad de verte aún más grandioso de lo que te hemos conocido y que podamos conocerte aún más por medio de cada cántico, de cada lectura, de cada reconocimiento.


Salmo 97: Soberanía y Poder del Señor

Siguiendo un poco la línea del Salmo anterior, en esta ocasión el salmista nos recuerda algunas razones para alabar a Dios. Enfatizando en dos características de Dios, cuan temible es Él y su justa justicia. Temible, su poder es tal y su presencia es tan impresionante, que hasta los montes se derriten. ¿Alguna vez has visto un monte derretirse? No, pero cuando Jesús en toda su deidad vuelva a la tierra, la misma no podrá contenerse. Con esto en mente, ¿crees que podrás contenerte tu?

Y con ese acto de su presencia, será manifesta también su justicia. En el versículo 10 el salmista nos ofrece una advertencia y una esperanza: la esperanza es que Dios guarda a sus santos; la advertencia es que aborrezcamos el mal. En muchas ocasiones sé que estoy haciendo algo mal o que estoy dejando de hacer aquello que debo hacer; y encuentro excusas para justificarme. Pero delante de Dios no podremos dar ninguna excusa que sea válida. Aborrezcamos el mal y corramos a refugiarnos en la esperanza que tenemos en Él.

Pensemos…

Contempla la grandeza de Dios, expresada en los salmos que hemos estudiado hasta ahora y permite que tu ser sea estremecido por su grandeza. Luego medita en que maneras puedes aborrecer el mal, y dedicar tu vida aun más a Él.

Oremos…

Señor, ayudanos a aborrecer el mal y desear vivir en santidad; y que nos unamos a la creación y todos tus santos a declarar: ¡El Señor reina!


Salmo 98: Alaben al Señor por su Justicia

Un nuevo día, otro salmo y una nueva invitación a llenar nuestras bocas y actitudes de adoración por la justicia, misericordia y salvación de nuestro Dios. Te invito a reflexionar en cómo has visto a Dios obrar en tu vida; cómo has visto su justicia, cómo has recibido su misericordia. Es tan fácil afanarnos en lo que nos va mal, que se nos tiende a olvidar o dejamos pasar por alto, las misericordias que recibimos a diario.

Cantemos de sus maravillas y de su amor para con nosotras, cuando nos detenemos a pensarlo encontramos muchos motivos para bendecirle. Especialmente por su Salvación, la cual no merecíamos y aún así nos las dio sin contar nuestra maldad. Si pensarás que no hay otro motivo de agradecer, este es el más importante de todos.

Pensemos…

Toma un papel, pizarra o libreta y comienza a anotar una manera en que Dios ha obrado en tu vida. Revisala constantemente y utilizala como guia para tu adoración.

Oremos…

Aleluya, grande es tu fidelidad y tu misericordia para con nosotras, que nos sostienes, nos guardas y nos haz salvado. Abre nuestros ojos cada día para que reconozcamos tu cuidado para con nosotros.


Salmo 99: Alaben al Señor por Fidelidad para con Israel

Esta semana los salmos nos han dirigido a alabar el nombre de Dios. Noten cuan hermoso es lo que nos recuerda este salmo: “Oh Señor, Dios nuestro, Tú les respondiste; Fuiste para ellos un Dios perdonador, Pero también vengador de sus malas obras. (V. 8) Dios nos responde, nos perdona y nos bendice en lo que hacemos para su gloria. Sin dejarnos olvidar que tambien es justo cuando hacemos el mal.

Mientras hacemos estas verdades parte de nuestra vida, muchas cosas cambian de perspectiva. Coloca tu nombre en el versículo 6; mientras clamamos al Señor, Él nos responderá. Si has creído el Evangelio, asegúrate de disfrutar el acceso que Jesús nos ha provisto al Padre. Clamemos con la confianza de que seremos escuchadas y que recibiremos respuesta.

Pensemos…

Hemos crecido aprendiendo a trabajar para ganarnos las cosas que recibimos, pero el salmo de hoy nos lleva a pensar que lo que tenemos en Dios es por su misericordia y fidelidad no por nestro desempeño. Como cambai esto tu perspectiva de Dios.

Oremos…

Que gran privilegio, tenemos al poder clamar por tu ayuda y recibir respuesta, enseñanos a confiar cada día más en ti.


Salmo 100: Alaben a Dios todo los Hombres

Al conocer y hacer real en nuestra vida, la verdad del versículo 3: somos creación de Dios y pertenecemos a su pueblo. Podremos sin pensarlo dos veces cumplir las otras exhortaciones del salmista; cantar alegres, servir con alegría, reconocer a Dios, vivir en gratitud y alabar a Dios.

Esta semana hemos estado viendo diferentes motivos y exhortaciones para reconocer y recordar quienes somos y quien es Dios. Continuemos reflexionando en quien es el Creador y quien es la Creación. Adoremos y Exaltemos a nuestro Señor por su santidad y su misericordia, para con su creación rebelde.

Oremos…

Nos has invitado de diversas maneras a exaltarte y adorarte, impacta y transforma nuestro corazón de manera tal que la adoración deje de ser parte de una reunión y se convierta en parte esencial de nuestro diario vivir.


A menos que se indique lo contrario citamos la Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy. En ocasiones haremos referencia a un comentario por W. S. Plumer titulado Psalms publicado por The Banner of Truth Trust en 2016.
Anuncios

Comparte tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s