Despierta Alma Mía: Semana 12 (Salmos 56 al 60)

Salmo 56: Oración de Confianza y Gratitud

Al leer este salmo es evidente que David nuevamente se encuentra en una situación difícil y su confianza sigue estando en el poder, la misericordia y el dominio de Dios. Las preguntas en los versículos 4, 8 y 11; son preguntas retóricas o sea que son preguntas de las cuales ya conocemos la respuesta y sirven de recordatorio o para llamar nuestra atención. “En Dios he confiado, no temeré. ¿Qué puede hacerme el hombre?” Si nuestra confianza está en Dios, los hombres no nos pueden hacer nada, al menos en el sentido espiritual y en cuanto a nuestro destino final, como podemos ver en la historia de Job.

“Pon mis lágrimas en Tu frasco; ¿Acaso no están en Tu libro?” El Dios soberano creador del universo, conoce nuestros sufrimientos y no está ajeno a ellos; tampoco de nuestras lágrimas. El atenderá a nuestro dolor en su tiempo y según su voluntad. Leí en un comentario del Salmo lo siguiente: “No hay consuelo, sin esperanza.” Estas preguntas no tendrán respuestas si no conocemos a Dios y si no ponemos en Él nuestra esperanza. Pidámosle que nos ayude a confiar en Él cada día más; a poner en Él nuestra esperanza para recibir cada día más de su consuelo. Para así poder ofrecer acción de gracias aún en medio de los tiempos difíciles.

Pensemos…

¿Dónde está puesta nuestra esperanza? ¿Descansamos en que Dios conoce nuestros sufrimientos y no nos ha dejado solas? ¿Podemos ser agradecidas aún en medio del dolor?

Oremos …

Señor, ayúdanos a descansar en ti; que mientras te conocemos más podamos poner nuestra esperanza en ti y recibir tu consuelo. Que mientras confiamos en ti, el temor y el dolor de nuestro sufrimiento se desvanezcan mientras esperamos en ti.


Salmo 57: Oración Pidiendo Ser Librado de los Perseguidores

Nuevamente el salmista nos lleva a recordar que en las dificultades y nuestra confianza debe estar en Dios. Al leer expresiones tan crudas y fuerte me lleva a pensar que aún en las situaciones más difíciles de nuestras vidas, debemos dirigirnos a Dios con la confianza de que él nos escuchará. El versículo cuatro describe a un enemigo feroz que está listo para aniquilar; en 1 Pedro 5:8 nos dice que así mismo anda nuestro adversario el diablo; buscando alejarnos de Dios y de que nuestro estilo de vida sea uno que no glorifique a Dios. Más que una guerra de reinos físicos, estamos en medio de esta batalla espiritual.

Al leer el versículo tres: “el enviará desde los cielos y me salvará […] Dios enviará su misericordia y su verdad.” El salmista nos recuerda que nuestra salvación proviene de Dios; en el mismo capítulo de 1 Pedro nos dice que “Dios nos llamó a Su gloria eterna en Cristo, El mismo los perfeccionará, afirmará, fortalecerá, y establecerá.” Dios nos ha librado y salvado de nuestro mayor enemigo. ¿Qué podrán hacer las pruebas más pequeñas en nosotras? Clamemos al Señor y Él nos seguirá guardando, perfeccionando y fortaleciendo. El salmista que aún no conocía esta Gran Salvación por medio de Cristo exclamó: “Firme está mi corazón, oh Dios, mi corazón está firme; ¡Cantaré y entonaré salmos!” ¿Cuánto más podremos cantar nosotras? ¡Afirmemos nuestro corazón en Él y Cantemos!

Pensemos…

¿Hemos entendido la gravedad de nuestro pecado, el castigo que merecíamos y la Salvación que nos ha sido dada por medio de Cristo? ¿Te llena esto de gozo?

Oremos …

Mientras clamamos a ti, que tu salvación sea nuestro gozo y que ese gozo nos llene de confianza en que, si nos has librado de nuestro mayor enemigo, nos guardarás en medio de nuestras angustias. ¡Que se puedan abrir nuestras bocas para alabarte!


Salmo 58: Plegaria Pidiendo el Castigo de los Malos

Este salmo es un poco complicado de entender y las imágenes tan fuertes que usa el salmista lo complican más, pero si tenemos en perspectiva el versículo 11: “Ciertamente hay recompensa para el justo, Ciertamente hay un Dios que juzga en la tierra” tendremos una idea más clara. Dios es justo y juzgará la tierra. Lo que significa que los justos, aquellos que hemos creído en Jesús y su obra en la cruz; recibirán su recompensa de bien. Al mismo tiempo los injustos; descritos aquí como violentos, mentirosos, que hacen el mal, que ignoran la verdad, recibirán su castigo, por vivir en contra de Dios.

En Romanos 6:23 nos dice que “la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.” Ciertamente las imágenes del salmista son fuertes, pero no creo que se comparen a la dura realidad de morir espiritualmente, de por una eternidad comprender que Dios es real y no poder acercarse a Él. Como vimos en el salmo anterior Dios nos ha librado de nuestro peor castigo y nuestro mayor enemigo; por medio de Cristo. Dios juzga en la tierra, y para aquellos que nos refugiamos en la justicia de Cristo, recibiremos vida eterna junto a nuestro Salvador.

Pensemos…

¿Confiamos en la justicia de Dios? ¿Descansamos y agradecemos la justificación que hemos recibido?

Oremos …

Gracias porque eres un Dios justo, y por eso agradecemos aún más el que nos hayas provisto la justificación por medio de Jesús. Gracias por la vida eterna, gracias por la cruz.


Salmo 59: Oración Pidiendo Ser Librado de los Enemigos

Me llaman la atención que en esta oración el salmista le dice dos veces a Dios, despierta. ¿Por qué despierta? ¿Estaba Dios dormido? ¿Alguna vez has pretendido estar dormida, para que los niños se duerman o para que alguien más no te moleste? Mientras los niños o las otras personas dicen: ¡Despierta! En realidad, no estas dormida solo estas esperando ver qué sucede mientras “duermes.” Veremos más adelante en el Salmo 121:3 que nos dice de Dios: No se adormecerá el que te guarda.

Hay ocasiones en nuestras vidas en las que pareciera que Dios está dormido, porque desde nuestro punto de vista clamamos, gritamos, lloramos, etc. y no recibimos respuesta visible a nuestra oración. Pero hay alguna razón por la que en su soberanía Dios está guardando silencio, hay alguna razón por la cual no hay respuesta rápida. Aún en el silencio Dios sigue siendo nuestra fuerza y esperanza. El salmista nos recuerda que aún en los momentos del silencio de Dios debemos cantar: “Sí, gozoso cantaré por la mañana Tu misericordia; Porque Tú has sido mi baluarte Y refugio en el día de mi angustia.”

Pensemos…

¿Cómo reaccionas cuando Dios parece estar dormido? ¿Aún en su silencio, reposa tu confianza en Dios?

Oremos …

Señor tu silencio nos desespera, nos lleva a pensar que no estas cerca de nosotras, que no estas al tanto de nuestro dolor. Necesitamos conocerte más para descansar en tu cuidado aún en medio del silencio, que seamos fortalecidas en ti.


Salmo 60: Lamento y Oración en la Derrota

Culminamos la semana recordando las exhortaciones que hemos recibido:

  • Confiemos en el Señor y recibiremos su consuelo
  • Dios es misericordioso y eso debe fortalecer nuestro corazón
  • No importa lo corrompido que veamos nuestros alrededores Dios es justo juzgará tanto a los buenos como a los malos
  • Dios obra en medio del silencio, aun cuando creemos que está dormido.

En este salmo, sigue la angustia, la persecución, el dolor; pero fíjate en cuan hermosa es la esperanza en el versículo 4: “Has dado un estandarte a los que te temen, para que sea alzado por causa de la verdad.” Esto se refiere a dos cosas: primero, Dios se ha dado a sí mismo para proteger y salvar a su pueblo; segundo, al David ser el rey de Israel se recibe la promesa del Buen Rey que está por venir y que reinará por siempre, Jesús. En nuestros momentos más difíciles y en nuestros momentos más hermosos no olvidemos mirar al estandarte de la Verdad.

Pensemos…

En medio del dolor y la angustia, ¿dónde reposan tus ojos? ¿Descansan en el Estandarte de la Verdad, Jesús de quien proviene toda nuestra verdad y toda nuestra esperanza?

Oremos …

Durante toda esta semana, nos has llamado una y otra vez a poner nuestra confianza en ti, en la justicia que hemos recibido y tu verdad. Gracias por Jesús, por su obra en la cruz, por haberlo enviado con misericordia a ser nuestro estandarte.


A menos que se indique lo contrario citamos la Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy. En ocasiones haremos referencia a un comentario por W. S. Plumer titulado Psalms publicado por The Banner of Truth Trust en 2016.
Anuncios

Comparte tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s