Despierta Alma Mía: Semana 11 (Salmos 51 al 56)

Salmo 51: Oración de un Pecador Arrepentido

Nuevamente leemos una oración, un clamor, al darse cuenta el salmista de la gravedad de su pecado. Una realidad que no podemos esconder es que a diario pecamos, pero en muchas ocasiones lo pasamos por alto o pensamos que no es un “pecado grave” (lo que no existe delante de Dios). Toda acción de desobediencia a lo establecido por Dios es pecado, cada vez que buscamos primero hacer las cosas a nuestra manera y no la de Dios estamos pecando. Cuando lo vemos así, nos damos cuenta de que somos más pecadoras de lo que creíamos. Y quizás tratemos de hacer “cosas” para agradar a Dios y tratar de que olvide nuestro pecado; pero el Salmista nos recuerda que no hay acciones o sacrificio que puedan ganar ese perdón. (v. 16)

Si hay algo que podemos hacer es humillarnos, reconocer nuestro pecado, dolernos por haber ofendido a Dios, no tan solo por las consecuencias del pecado; y clamar por su Salvación. Rogarle que cambie nuestro corazón por uno limpio, que renueve nuestro espíritu por uno de rectitud, que nos lave y nos limpie. Cuando reconocemos la gravedad de nuestro pecado solamente nos queda correr hacia Dios, clamar y refugiarnos en su misericordia y en su gracia por la cual recibimos la Salvación.

Pensemos…

¿Acostumbramos a reconocer y confesar nuestro pecado delante de Dios, clamando por su perdón? Si no sientes el gozo de la salvación, ¿habrá algún pecado que estas pasando por alto en tu vida? Si es así, te invito a releer el Salmo y acercarte confiadamente al Señor.

Oremos …

Señor, perdona nuestros pecados, ayúdanos a luchar en contra de ellos; sostennos por medio de tu Espíritu y llénanos del gozo de tu salvación.

img_0778


Salmo 52: Lo Vano de la Maldad que se Gloría

El Salmo de hoy nos presentan dos cosas: la maldad del ser humano (v. 1-4) y la misericordia de Dios (v. 1; 8). Es lamentable, pero hay personas que disfrutan hacer el mal a otros, o quienes disfrutan el “bien” que reciben mientras les hacen daño a otros. Seguramente, ya has recordado situaciones en las que has visto a personas actuar así. Pero detente un momento a pensar: ¿batalló con algo parecido a lo descrito en el salmo? ¿Mentira? ¿Venganza? ¿Persuadir a otros para mi bien? Pidámosle a Dios que nos libre de no caer o que nos ayude a salir del engaño; de herir o abusar de otras personas por obtener un bien que no nos corresponde.

Lo segundo que nos presenta el salmo es que la misericordia de Dios es constante, eterna, y nuestro refugio. El que engaña busca tomar en sus manos las situaciones que está viviendo y lograr el resultado que espera. Sin embargo, saber que Dios está atento a nuestros problemas y que actuara de forma justa y en el momento adecuado es motivo de confianza para nosotras. Es de la misericordia de Dios que proviene nuestra paz y el bien que necesitamos para estar saludables como el olivo verde. La ventaja que podamos recibir por medio de engaños no se compara con el bien que recibimos por la misericordia de Dios; pues estos resultados serán eternos y para nuestro bien.

Pensemos…

¿Buscamos resolver nuestras situaciones solo a nuestra manera o descansamos en la misericordia de Dios para recibir nuestro bien?

Oremos …

Dios de misericordia, haznos reconocer que en ti esta nuestro bien y ayúdanos a rendir nuestras maneras de alcanzar bienes de maneras equivocadas.

img_0779


Salmo 53: Necedad y Maldad de los Hombres

Quizás como yo no habías notado que este salmo es prácticamente igual al número 14. En el comentario que utilizó de referencia, dice que por ser tan parecidos muchos comentaristas no incluyen explicaciones adicionales para el Salmo 53. Reflexionando sobre el Salmo 14 mencionamos como la corrupción es visible en nuestro mundo y que en medio de ella aun así Dios rescatará a su pueblo. Hoy quiero enfatizar en el final del versículo tres: “No hay quien haga el bien, no hay ni siquiera uno”

Aunque nunca seremos perfectas en esta vida, esto no debe ser una excusa para dejar de hacer el bien. La Gracia y el Amor de Dios que hemos recibido; por el cual hemos sido perdonas de nuestro pecado como vimos al principio de esta semana; debe llevarnos a anhelar hacer el bien. Te exhorto hoy, en medio de un mundo lleno de corrupción y maldad, a que no pasemos por alto las oportunidades que Dios nos ofrece de hacer el bien. Cuidémonos de no pecar con nuestros actos o pensamientos, ni por dejar de hacer aquello que deberíamos hacer.

Pensemos…

¿Puedes identificar oportunidades que Dios te ha brindado para hacer el bien? ¿Te has negado en hacer el bien? ¿Cuáles han sido las razones?

Oremos …

Señor, que tu amor y tu gracia nos sorprendan cada día más; para que anhelemos servirte haciendo el bien y reconociendo que tú eres Dios.  img_0780


Salmo 54: Oración Pidiendo Ayuda Divina

Por medio de esta oración el salmista nos recuerda que debemos confiar en Dios, quien es nuestra justicia. Dios el Juez Justo, quien también será la justicia de nuestros enemigos o de aquellos que nos han hecho daño. La justicia no implica lo mismo para todas las partes involucradas en un caso; para los culpables implica castigo, para los inocentes significa libertad. Dice el salmista que los hombres violentos “no han puesto a Dios delante de sí” o sea que no tienen su confianza puesta él y como vimos el salmo anterior no lo reconocen; por lo que recibirán justamente el castigo por su pecado.

Por otro lado, nosotras merecedoras igualmente del castigo de Dios; al poner nuestra en confianza en Jesús, al reconocer su sacrificio por nosotras; recibimos la libertad del inocente. No porque Dios haya dejado de ser justo; sino porque Jesús ha pagado nuestro castigo. ¡Qué gran maravilla es esta la que hemos recibido, por Gracia! Ofrezcamos alabanza a nuestro Dios por su fidelidad y justicia que es la que sostiene nuestra alma.

Pensemos…

¿Puedes ver como Jesús ha pagado tu libertad? ¿Descansas en que, si Dios proveyó para librarte por medio de Jesús, te sostendrá en medio de cualquier situación difícil?

Oremos …

Dios Justo, ayúdanos a ver lo maravilloso que es que nos hayas hecho justicia en tu Hijo; que disfrutemos de la libertad que tenemos en Ti y que abramos nuestros labios para alabarte por tu justicia y bondad.

img_0781


Salmo 55: Oración del Perseguido

¿Pudiste sentir el dolor del salmista por medio de sus Palabras? Cuanto le duele la traición de quien describe como alguien muy cercano. Tanta es su frustración, dolor y quebranto que su deseo es poder escapar de alguna manera, que anhela poder tener alas para escapar. Luego de recordarse el poder del Señor y cuan imponente es su reino. Nos recuerda algo muy importante también a nosotras en el versículo 22: “Echa sobre el Señor tu carga, y él te sustentará”

Dependiendo de la hora en que estés leyendo esta reflexión, esa exhortación te ayudará a seguir. Si estas recién despertando preparándote para comenzar un nuevo día y enfrentarte a sus afanes; recuérdate: “Echa sobre el Señor tu carga, y él te sustentará.” Si estas en medio de tu día cansada ya de batallar, corre “Echa sobre el Señor tu carga, y él te sustentará.” O quizás estés bajando revoluciones para acostarte a descansar, pero tu mente está aún corriendo por las preocupaciones y tareas pendiente; “Echa sobre el Señor tu carga, y él te sustentará.” Descansa.

Pensemos…

¿Acostumbras a aferrarte a tus cargas, afanes y preocupaciones; o se las das al Señor con la confianza de que Él te sostendrá?

Oremos …

Señor, nuestra fe en muchas ocasiones es débil; en ocasiones confiamos más en nuestra sabiduría que en tu soberanía; enséñanos a descansar en ti, a poner en ti nuestras cargas con la seguridad de que tus nos sostienes.

img_0784

A menos que se indique lo contrario citamos la Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy. En ocasiones haremos referencia a un comentario por W. S. Plumer titulado Psalms publicado por The Banner of Truth Trust en 2016.
Anuncios

Comparte tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s