Despierta Alma Mía: Semana 2 (Salmos 6 al 10)

Gracias por acompañarnos en esta nueva semana. Una de las razones por las que los salmos me dan tanto aliento y a la misma vez me confrontan con mi pecado, es su transparencia. Durante estos próximos salmos veremos está característica aún más evidente.

Salmo 6: Oración Pidiendo Misericordia en la Prueba

Aunque no hay una certeza de cuál es la situación que está enfrentando David mientras escribió este salmo, lo cierto es que la misma es una de gran angustia. El comentarista Plumer menciona que podría ser una enfermedad corporal, enemigos, la situación con Urías (2 Samuel 11 -12) o una combinación de varias. Podemos percibir en sus palabras la transparencia de su corazón, pues aun siendo el rey reconoce que su alma esta angustiada y su cama llena de llanto.

He tenido temporadas así en las que mi almohada se ha llenado de lágrimas y son ellas las que me arrullaban para dormir. Cuan sorprendente la confianza con la que clama David al Dios de su Misericordia, en medio de las consecuencias de su pecado. Vemos como luego de expresar todo su dolor y frustración; descansa en la Soberanía y el Poder de Dios; diciendo: “Porque el Señor ha oído la voz de mi llanto. El Señor ha escuchado mi súplica; El Señor recibe mi oración.”

¡Señor ayúdanos a acercarnos confiadamente, aún en nuestro peor momento confiando que hallaremos misericordia! Amadas, aprendamos a entregar nuestras cargas y descansar en Aquel en quien las depositamos.

Pensemos…

¿Oramos con la seguridad de que nuestra oración es recibida por el Señor? ¿Corres a buscar la misericordia de Dios en tus mayores angustias?

Oremos …

Para que el Señor nos dé un corazón sincero que se entregue a Dios reconociendo nuestras faltas y que nuestra única respuesta la encontramos en las misericordias de Dios.

Salmo 6


Salmo 7: Plegaria del Justo Perseguido

Nuevamente escuchamos un clamor de David en medio de otra temporada difícil y de persecución. Me llama la atención los versículos 3 al 5; por la forma en que él reconoce que, a pesar de intentar mantener una vida justa, puede haber cometido injusticias y de ser así se somete a la consecuencia. Me hace pensar en cómo debo conducir mi vida diaria y el estar consciente de las motivaciones de mis acciones aún con aquellos que puedan estar en mi contra. En esta ocasión David nos recuerda que Dios es justo y que debemos confiar y alegrarnos en esa justicia. Además, que en su omnisciencia Dios conoce nuestros corazones y aquello que con mucho esfuerzo tratamos de ocultar.

Si te encuentras en una situación de calumnia, descansa en la verdad de la justicia de Dios. La cual quizás en medio de nuestras situaciones podamos pensar que tardan; más no serán pasados por alto. En medio de todo este proceso David culmina cantando alabazas al Señor, confiando una vez más en la justicia de Dios. Así mismo nuestras dificultades deben dirigirnos a la justicia que recibimos por medio de Cristo, y rendirnos en adoración.  (Romanos 3:25-26)

Pensemos…

¿Nos acercamos a Dios con humildad, reconociendo el estado real de nuestro corazón? ¿Vivimos con la confianza de que Dios es nuestra justicia? ¿Cómo afecta esta verdad nuestras acciones diarias?

Oremos …

Para que el Señor nos haga descansar en su justicia, tanto en nuestras adversidades como en la justicia que hemos recibido por medio de Cristo.

Salmo 7


Salmo 8: La Gloria del Señor y la Dignidad del Hombre

Todas en algún momento hemos sido sobrecogidas con la belleza de un amanecer o un atardecer; o alguna otra expresión de Dios en medio de su creación, como el nacimiento de un bebe. De igual forma cuando leemos Génesis 1 al 3 nos llenamos de asombro al ver el cuidado de Dios al crear, ordenar y sostener la creación; incluyendo nuestras vidas. Mientras el salmista se deleita en esta hermosura surge la pregunta: “¿Qué es el hombre para que te acuerdes de él, y el hijo del hombre para que lo cuides?”

Este es uno de mis salmos favoritos, pues me ayuda a recordar lo inmenso, glorioso, grandioso y potente que es Dios; y lo minúscula, insignificante, que soy. Lo más hermosos es que no se queda solo una comparación, sino en que ese Gran Dios nos ha amado, nos ha recordado, nos ha cuidado. Y toda esa atención la vemos manifestada en la encarnación de Jesús para salvarnos, cuando no lo merecíamos. (Juan 3:16) ¡Aleluya! ¡Cuán grandioso es nuestro Dios!

Pensemos…

¿Cómo habremos de rebelarnos en contra tal maravilloso plan, por tan glorioso creador? ¿Cómo cambia nuestra vida cuando tenemos las perspectivas correctas de quien es Dios y quienes somos nosotras?

Oremos …

Para que por medio de su Palabra podamos tener más claro el plan de Dios para nuestra vida; la naturaleza de Dios y como debe ser nuestra relación con Él.

Salmo 8


Salmo 9: Salmo de Acción de Gracias por la Justicia de Dios

David vivió múltiples dificultades y situaciones en las que misericordiosamente el Señor lo libró, le dio la victoria o alivio a su alma. Con tal agradecimiento están impregnadas estas palabras y con el deseo de dar a conocer la justicia de Dios. En temporadas difíciles una de mis primeras preocupaciones es la seguridad de mi familia. Y el versículo 7 me da la paz que tanto necesito en esos momentos: “Pero el Señor permanece para siempre, ha establecido su trono para juicio.” Al guardar nuestra vida en el Señor tenemos esta esperanza, su reino es eterno.

En esta etapa de mi vida, el versículo 20 me ayuda a cuidar mi corazón de la altivez: “Pon temor en ellas, oh Señor; Aprendan las naciones que no son más que hombres.” Me hace recordar en medio de mis logros o temporadas de bien, que solo soy una mujer: imperfecta, pecadora, egoísta, controladora, astuta, etc. Más importante aún me hace recordar que ÉL es DIOS: perfecto, santo, justo, misericordioso; al cual en medio de lo que estemos viviendo debemos alabar y regocijarnos en él.

Pensemos…

Recontemos las ocasiones en las que hemos experimentado la justicia de Dios. ¿Qué efecto tiene el saber que el reino de Dios es eterno?

Oremos …

Que el Señor nos ayude a crecer en su conocimiento para que vivamos en humildad y en confianza delante de Él.

Salmo 9


Salmo 10: Oración Pidiendo la Caída de los Impíos

Se entiende que este salmo es una continuación del Salmo 9, por lo que las circunstancias y el tema son bien similares. El versículo 1 se parece tanto a mí: “¿Por qué, oh Señor, te mantienes alejado, y te escondes en tiempos de tribulación?” ¿Cuantas veces has pensado esto, que Dios se ha alejado? No te sientas mal si lo has hecho. Durante 6 meses luego de que nuestro hijo Jonatán recibiera un diagnóstico de autismo; fueron muy similares las palabras que mi corazón le gritaba a Dios. Y aunque no podía literalmente abrir mi boca para orar y reclamarle al Señor, mi corazón si le reclamo muchas veces el porque nos había dejado solos y porque estaba siendo tan injusto con nuestra familia.

El Salmo 139:4 nos dice: “Aun antes de que haya palabra en mi boca, oh Señor, tú ya la sabes toda.” Así Dios conocía mi oración y mis reclamos, su respuesta me dejaba aún en mayor silencio: ¡Yo soy Soberano! (Puedes leer más sobre esta temporada aquí) Creo que esa es la misma conclusión del salmista en el versículo 16: “El Señor es Rey eternamente y para siempre.” Nos ayude el Señor a confiar plenamente en su reino y en su justicia eterna.

Pensemos…

Ya sea una persona o una situación la que aflige tu alma, pensemos en como la soberanía de Dios te da paz y fuerzas para enfrentar dicha situación.

Oremos …

Para que el Señor nos ayude a entender su soberanía y que mientras nos da ese entendimiento nuestra confianza crezca aún más.

Salmo 10

A menos que se indique lo contrario utilizamos la Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy, y de referencia el comentario Psalms por W. S. Plumer publicado por The Banner of Truth Trust en 2016
Anuncios

Un comentario en “Despierta Alma Mía: Semana 2 (Salmos 6 al 10)

Comparte tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s