¿Porqué Mujer Balanceada?

¡Bienvenidas a Mujer Balanceada!

Durante muchos años he tratado de alcanzar un “orden ideal” en mi vida, el balancearme entre los deberes que me corresponden, sin morir en el intento. En múltiples ocasiones termino rendida, sintiéndome culpable por no poder ordenar las cosas correctamente y observando los fracasos – según mi punto de vista; para luego terminar con mi corazón humillado ante Dios, reconociendo que he querido tener más control del que me toca sobre las cosas, arrepentida de querer tomar su lugar y determinar lo que debe ocurrir en mi vida.

Este año ha sido muy particular, porque decidí comenzar a escribir este blog con una meta bien clara, balancear mi vida. Quería compartir cómo lograba manejar mi trabajo full-time, ser madre, esposa-amiga, hija, servir a Dios, comenzar un negocio, etc. Y ahí me encontré otra vez, deseando tomar el control de todo, lograr que mi vida corriera según lo que me parecía a mi perfecto. Una vez más, Dios estremeció mi vida, esta vez creo que de una de las maneras más fuertes, dejándome sin argumentos, sin estrategias para hacer mi voluntad, y demostrándome de la manera más clara su Soberanía y como debía descansar en ella.

Mi vida era un caos, ya no había nada para escribir, yo necesitaba saber qué hacer para ordenar mi vida. Hasta un día que no podía más con la carga sobre mis hombros y mientras desbordaba mi corazón ante Dios, me sentí como si estuviera caminando sobre una cuerda floja. Como siguiendo un camino tenso, estrecho, que se sabe hacia dónde va, pero qué es tan difícil de caminarlo; tratando de encontrar el equilibrio entre cada aspecto de mi vida para dar el próximo paso. Con el temor de caer con cualquier movimiento, clamando por ayuda.

El Señor me hizo reflexionar en varias cosas. Primero, ¿qué haces cargando tanto? ¿Te he puesto yo esas exigencias? ¿Se te olvido quién tiene el control? Segundo, me llevo a confiar en que si caigo, Él estará ahí para rescatarme. Tercero, me recordó una vez más: “Si mantienes tus ojos en mí, dejarás de preocuparte por la carga y por el camino.” Así nació Mujer Balanceada: Encontrando el balance en la escritura; continúo batallando con querer tener el control de todo, lo único que ahora corro más rápido a Dios y a su Palabra, para encontrar el balance y volver a poner mis ojos en Cristo.

Espero que me acompañen en este espacio, donde les compartiré como aprendo a aplicar este principio a mi vida. Cómo en la rutina y la cotidianidad puedo ver manifiesta la Gloria y Soberanía de Dios.

Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,  puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios. Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar. (Hebreos 12:1-3)

Anuncios

Comparte tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s